• Condenan al ex alcalde de Requena Marden Arturo Paredes Sandoval a 10 años de cárcel efectiva únicamente por el caso de lavado de activos, mientras que la fiscalía anticorrupción pide 15 años por el caso del alcantarillado “fantasma” en esa provincia.
  • El ciudadano requenino Miguel Ampuero Flores, ha sido incansable en las denuncias contra la ex autoridad. Hoy se recupera de un grave derrame.


Mientras que en Iquitos se emite sentencia en primera instancia de 10 años de cárcel para el ex alcalde de Requena y su esposa por la investigación de lavado de activos; en Requena esperan también la resolución de otros casos emblemáticos con graves acusaciones.
“Marden Paredes, que fue alcalde por 2 periodos (8 años) es acusado de presuntamente desfalcar el presupuesto de 24 millones de soles del proyecto de Agua Potable y Alcantarillado. Mientras su esposa e integrantes más cercanos de su familia son investigados por enriquecimiento ilícito en la modalidad de lavado de activos” decía una nota de hace años.
OBRA DE AGUA Y ALCANTARILLADO
Un apretado resumen para recordar que el ex alcalde de Requena Marden Paredes Sandoval, durante los ocho años que ostentaba el cargo de alcalde (periodos 2011-2014 y 2015-2018), se presume, se cometieron actos de corrupción en agravio de la indicada entidad edil, tal como señalan evidencias en las denuncias que se mantienen en las diferentes fiscalías.
“En los casos se han considerado como cómplices a sus principales ex funcionarios, familiares y amigos con quienes se presume también que de manera coludida se apropiaron de los dineros del Estado destinados a la inversión pública.
Se muestra como evidencia de obras a la de saneamiento básico del agua y potable y desagüe, obras que jamás se ejecutaron, pero apareciera que se invirtió montos que superan los 25 millones de soles, sin que dichas obras básicas cumplan con ejecutarse y que la población no goza de un proyecto concluido.
Ante esta evidente situación de daño a la población, sigue en espera la resolución de estos casos detallados con los medios probatorios en la Carpeta Fiscal Nº 2506014501-2019-4-0.
“Requena hace poco ha cumplido un año más de creación y sigue esperando que se haga justicia para que se impulse el mejoramiento de los servicios básicos como el agua potable y desagüe (alcantarillado), excelente proyecto que se presume se deslizó por las garras de la corrupción, cuyo esclarecimiento, determinación de responsabilidades y sanciones administrativas y penales, siguen en modo pendiente. ¿Hasta cuándo?” puntualizó el año pasado una colega.
Es de suponer que luego de la fatal noticia para el ex alcalde y su esposa, su abogado apelará ante la Sala Penal de Apelaciones, ahora en manos de la Dra. Melina Vargas, Bernuel Espíritu y Erika Jordán.
Gente que fue contratada por años por el ex alcalde de Requena y que no trabajaba, pero sí cobraba puntualmente; como algunos ingenieros que ahora se han hecho “periodistas”; han salido a cuestionar el accionar prolijo de la Dra. Niño de Guzmán, únicamente por ser la hija del presidente de la Junta de Fiscales.
Los que no quieren ver, dejan de lado que la sentencia se ha desprendido de las pruebas contundentes e irrefutables presentadas por la fiscal Audrey. La corrupción sigue teniendo a sus defensores. Contra ellos lucha el ministerio público y el poder judicial.
(Luz Marina Herrera Lama).

Artículo anteriorSigue la venta de cartones para el bingo solidario del padre Raymundo
Artículo siguienteFactores cruciales del éxito de los deportes electrónicos