Realizan seguimiento a niños con desnutrición en zona del Varillalito

Funcionarios del Gobierno Regional de Loreto (Gorel) y el personal del Hospital de Iquitos realizaron una visita de seguimiento a los casos de niños con cuadros de desnutrición crónica, en la zona de Varillal y Varillalito. La intención del gobierno es lograr que ningún niño llegue a ser internado de gravedad, por desnutrición crónica.

Durante el recorrido estuvo presente el gerente desarrollo social del Gorel, Oscar Llapapasca y las subgerentes de Programas Sociales y Desarrollo Comunal. Asimismo, acudieron el director del Hospital Iquitos, Dr. Miguel Ángel Pinedo y el pediatra del nosocomio, Dr. Laulate Melena, quienes se encargaron de brindarle el oportuno seguimiento al caso de uno de los niños que estuvo internado.

Loreto es una de las regiones que registra un mayor índice de anemia y desnutrición en el Perú. La United Nations International Children’s Emergency Fund (Unicef) señaló que en esta región padecen de desnutrición crónica el 32.3% de niños menores de 5 años, mientras que los niños con anemia alcanzan el 49.5% en un rango de edades que van de 6 a 59 meses.

Cabe destacar, que el estado nutricional de un niño inicia desde el momento en que su madre le brinda lactancia materna exclusiva y para ello, la gestante debe contar con buenas condiciones de salud. En este sentido, la subgerente de programas sociales, Joyci Arriaga Piña, dijo que se mantienen en una lucha contra la anemia y la desnutrición crónica mediante estrategias inteligentes, con una atención articulada de manera intersectorial e intergubernamental.

Como bien se sabe durante la gestación, el feto tiene mayor probabilidad de desarrollar anemia, es decir, una deficiencia de hierro que dificulta que la sangre desarrolle la cantidad suficiente de glóbulos rojos sanos. Esta realidad se acentúa en otras latitudes de Latinoamérica como en México, específicamente en Tarahumara, ya que la desnutrición se convirtió en un problema crónico debido a la falta de acceso a la atención médica.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México, ubica a la Sierra entre las ocho zonas de vulnerabilidad crítica del país. Una vez que se detecta la desnutrición también se refleja la ausencia de Omega 3 en los niños. El omega 3 está presente en todas las células del organismo, pero hay una gran concentración a nivel cerebral y ocular.

Por lo tanto, es necesario que el lactante reciba la gran cantidad de estas grasas a diario. De manera que, si la madre realiza una dieta equilibrada y consumo suficiente Omega 3 contenida en pescados, este ácido graso se  almacenará en la leche materna y será suficiente para garantizar un correcto crecimiento y desarrollo del niño.

Una investigación desarrollada por nutricionistas del Instituto Nacional de Salud (INS) del Ministerio de Salud (Minsa) arrojó que en Iquitos, Huancavelica y Huancayo existen factores asociados a la anemia en los recién nacidos y niños de 3, 6, 9 y 12 meses de edad.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email