Nuestra decisión de votar por determinada agrupación política y el candidato que la representará en el próximo proceso electoral regional y municipal, no debe ser considerado, por los  candidatos favorecidos, como un cheque en blanco, par ejercer como autoridades alejadas de las necesidades del pueblo,  sino que ligados  íntimamente en la búsqueda de soluciones, deben encontrar las mismas y hacerlas efectivas para hacer sentir que cumplen con su deber.

Dicho lo antes expuesto, coincidimos en que  para que las necesidades ciudadanas se vean solucionadas, el elector debe tomar conciencia que su decisión en la urnas será fundamental para su vida, de allí su responsabilidad.

En la ciudad se ha hablado mucho  de los debates electorales,  los mismos que deben ser identificados como temas principales para lograr un gobierno regional y municipal que esté a la altura de las expectativas ciudadanas.

Bajo tal concepto, el elector debe contar con elementos que, llegado el caso,  le permitan interpelar con propiedad a sus candidatos. De esta manera  esperamos  que usted, amigo elector, sea capaz de interpelar a los candidatos con sólidos argumentos. Procuraremos orientarlo para tal fin.

Son muchos los tópicos a seguir para lograr una aceptable gestión municipal de la mano con el pueblo. Para ello, en primer lugar hay que saber cuáles son responsabilidades que asumen las nuevas autoridades municipales y cuáles sus compromisos con los vecinos. También hay que saber cuáles son los problemas en seguridad ciudadana y la inmediata remediación al tema, cuyos niveles en estos momentos,  son sumamente cruciales. Así mismo la  prevención de accidentes y la municipalización de la educación, aparejado con la limpieza pública y la consecución de áreas verdes.

Debe reforzarse el trabajo de las  Demunas como defensa de la población más vulnerable. El conjunto de necesidades  graficada en los rubros alimentación y salud, sobre todo en los distritos, consideran a los establecimientos de salud administrados por las municipalidades  provinciales y distritales, con cargo a encarar con seriedad   sobre todo la desnutrición  infantil crónica. Estos sólo son algunos de los temas a tratar como parte de la participación ciudadana.