-A cargo del artista plástico Jaime Choclote basado en la obra teatral de Theo Rojas

Por: Marisabel Pérez Reátegui

La explotación del caucho en la selva peruana a finales del siglo XIX y en la primera mitad del siglo XX despertó la llamada fiebre del caucho. Es ahí cuando hace su aparición, también, Julio César Arana del Águila, un empresario, político y también reconocido como genocida peruano, cauchero que nació en Rioja en 1864 y murió en su retiro del distrito de Magdalena del Mar, en Lima en 1952.putumayo-1900-baja

Arana se inicia en el comercio y la explotación del caucho en Yurimaguas a partir de 1890. Casi una década después, hacia 1899, se trasladó a Iquitos y en algunos años amplió sus operaciones caucheras en las riberas del Putumayo.

En 1899, Arana observa que a lo a largo del Putumayo, zona toda ella cauchera, hay una extensa población indígena; imagina entonces las grandes ventajas que le reportaría una mano de obra esclava a fin de competir hasta la destrucción de sus rivales más inmediatos, como los de la Casa Suárez, Fitzcarrald, Vaca Díez y demás “shiringueros” o extractores de caucho. Aprende los procedimientos criminales de la “Calderón”, compañía cauchera del Putumayo que, a partir de 1900, esclaviza a los indígenas para colocarse en envidiable situación productiva. Los infelices habitantes naturales de las riberas de los ríos Cara-paraná, al alto Cahuinarí e Igara-paraná –es decir, los huitoto, andoque, bora y nonuya– serán utilizados para la extracción de goma, su carga y transporte y los oficios propios de los campamentos. Sus tradiciones como el cultivo, la caza y otras actividades propias de sus comunidades les fueron entonces prohibidas. Esto sin lugar a dudas es la historia más triste que tiene la Amazonía.

Esta historia es refleja en un comic denominada Putumayo 1900, el cual se inició como un proyecto a cargo del artista plástico Jaime Choclote y está basado en la obra de teatro, que lleva el mismo nombre, montado en el año 2000 por el grupo de teatro del artista de teatro Theo Rojas,

Putumayo 1900, cuenta la historia, precisamente Julio César Arana, quien se entera que una comisión patrocinado por el Congreso Inglés, va a llegar a la zona para investigar las denuncias de esclavitud y matanza de los nativos. Arana, decide viajar  a la zona a aclarar supuestamente el asunto.

“Durante ese tiempo, desde que fue montada la obra, pues fue durante el 2000 y 2001, hemos recopilado una serie de materiales, y estamos trabajando con el artista Jaime Choclote, un tremendo dibujante, con quien hemos armado los guiones, la misma que está basada en la época de caucho”.

En estos momento están terminando el coloreado de los dibujos y ahora están en esa etapa más dura, por no decir, es la de buscar el auspiciador para la impresión del comic. “Esto es un inicio de lo que tenemos proyectado pues la idea es retomar esto a través del teatro, también se ha pensado llevar la obra a Lima que será a mediados de octubre o noviembre”

Ante eso, están convocando a una serie de casting para seleccionar el elenco, “Tenemos que buscar el elenco, identificar esas habilidades que necesitamos en un aproximado de 20 actores”. (MIPR)