Pueblo Awajun dividido por toma de estación de Petroperú

*Un conflicto social que debe ser resuelto cuanto antes a fin de evitar algún enfrentamiento directo entre ellos.

Y es que parece que el diálogo no está en sus planes, a fin que puedan llegar a una salida salomónica y así acabar con el divisionismo existente por estos tiempos entre los Awajun, pueblo mestizo y campesino de la zona donde está ubicada la Estación 5 de Petroperú.

El Apu de la comunidad de “Atahualpa” desde el día sábado ha venido lanzando S.O.S a todas las autoridades competentes, así como a la policía, el ejército y a los funcionarios de Petroperú, a fin que tomen acciones rápidas y drásticas contra las personas que han tomado la estación, impidiendo el pase del crudo y la votación del referéndum.

Enviaron comunicado a varios medios de comunicación indicando que los responsables serían los hermanos Pérez Petza, quienes laboran en la zona de San Lorenzo, Datem del Marañón. “Ellos incluso impiden que entre ONPE perjudicando a 5034 electores. El pueblo está pidiendo la intervención de las autoridades.

El pueblo indígena es hospitalario, respetuoso y trabajador, por lo que pedimos que no hagan caso a los Pérez Petza y su grupo familiar, pues lo que quieren es aprovecharse de estas posiciones para conseguir beneficios familiares a fin de año”, expresó Arquímedes Tuyasa Tunquía, Apu de la comunidad de Atahualpa.

Él denunció a los Pérez Petza, de prácticamente dar dirección a los que han tomado la estación para secuestrarlo y hacerle firmar un papel con el que no estaba de acuerdo, en contra de la empresa petrolera.

“Yo estaba llegando a la garita de control de la empresa y algunos hermanos indígenas me acorralaron, me quitaron documentos de las comunidades en los que se solicitaba apoyo para los niños y jóvenes. Me decían que tenía que apoyar a la huelga y firmar la carta abierta, yo firmé de temor a que podían atentar contra mi vida. Ismael Pérez, trabaja en el centro de salud de San Lorenzo.

Ellos deben ser desalojados porque su protesta no tiene base legal, no es la verdad, lo que pasa ahí es un capricho familiar, personal. Las comunidades Chapis, no pueden estar expuestas a este tipo de divisionismo. Así como las comunidades vecinas, los caseríos ubicados alrededor de la petrolera.

Pedimos a la petrolera que actúe frente a ese atentado que no es del pueblo en su conjunto, que a los irresponsables les caiga todo el peso de la ley. Ellos tienen 24 horas para que dejen esas acciones, de lo contrario nos veremos obligados entre todos los hermanos, a desalojarlos de esa zona. Los pueblos indígenas, campesinos, mestizos del distrito de Manseriche, buscamos el desarrollo integral, colectivo, que beneficie al distrito en su conjunto, no a un grupo familiar”, dijo el Apu.

Comments are closed.