Proyecto de Reforma Constitucional

Llueven los comentarios tras el anuncio del presidente de la República que presentará un proyecto de ley de reforma constitucional para adelantar las elecciones y votar por nuevos congresistas y nuevo presidente. Y como era de esperarse, los primeros en oponerse son una mayoría de parlamentarios que actúan para sus intereses de grupos y personales.
Haremos un apretado repaso de lo que dicen algunos experimentados analistas sobre este tema. El analista político Fernando Tuesta, expresidente de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, señaló que es posible convocar a elecciones siempre y cuando sea aprobado previamente en el Congreso.
Sin embargo, advirtió que, realizarlas tal como están las reglas actualmente, no cumpliría con el anuncio del jefe de Estado para tener un nuevo presidente y Parlamento el próximo 28 de julio.
Asimismo, el politólogo precisó a Radio Programas del Perú que el planteamiento del Ejecutivo sobre un referéndum para ratificar esta reforma alargaría estos plazos y no haría viable que se cumpla con la propuesta anunciada por el jefe de Estado. En ese sentido, mencionó que cualquier propuesta tiene que pasar por reducir los plazos electorales del Parlamento para cumplir con los plazos establecidos en la Constitución.
En opinión del abogado Joseph Campos, especialista en derecho constitucional, el planteamiento hecho por el presidente Martín Vizcarra “es posible” y para lograrlo, de acuerdo con el artículo 206 de la Constitución, existen dos opciones: el referéndum o la aprobación de la reforma constitucional en dos legislaturas consecutivas.
Sin embargo, señaló que este pedido “comienza con la voluntad del Legislativo”. De esta manera, estimó que lo propuesto por el Ejecutivo “no necesariamente tiene que ocurrir” porque “depende de la voluntad del Congreso” , y puede ser rechazado.
Destacó que el presidente Vizcarra se encuentra de nuevo ante un escenario en el que un pedido suyo se encuentra en manos del Congreso, que tendrá que debatirlo y votarlo dentro de un plazo ajustado. Esta vez, de ser rechazado, el mandatario podría renunciar para forzar con esto el cierre del Parlamento y conseguir con eso su propósito de adelanto de elecciones.
Respecto a los pedidos de vacancia que han comenzado a formular diferentes congresistas, el abogado constitucionalista opinó que estos no procederían porque el pedido de Vizcarra se encuentra dentro de sus facultades “nos guste o no”.

Comments are closed.