La Comunidad de San Juan y Anexos, pertenecientes al pueblo étnico Wampis comprendidos en el distrito de Morona, ubicados en línea de frontera con el Ecuador, representado legalmente por las Autoridades Políticas, Educativas, de Salud y Federativas, expresan lo siguiente:
“Que, habiéndose hecho el descarte del COVID-19 en las comunidades del distrito del Morona y muy en especial en las comunidades fronterizas, los resultados dados muestran a las comunidades en un 95% de su población como positivos.
El recorrido de la Brigada de Salud que llegó hasta la zona de frontera fue para hacer el descarte respectivo, mas no para implementar con medicinas y otros Equipos de Protección Personal, que se relacionan al tratamiento de la enfermedad, aduciendo que la pandemia no tiene cura y se tendría que seguir esperando que el Ministerio de Salud a través de sus redes se pronuncie en respuesta a los resultados mencionados.
Nuestras Postas de Salud en su mayoría no cuentan en absoluto con ninguna de las medicinas para por lo menos contrarrestar esta enfermedad, están totalmente desabastecidas ni para dar tratamiento a otras enfermedades que se presentan día a día, dándonos a entender, que a nuestras autoridades poco o nada les interesa la vida de las comunidades nativas y en especial comunidades de zona de frontera.
Las comunidades fronterizas, señores autoridades de turno, también somos seres humanos, somos peruanos y nuestras legislaciones nacionales e internacionales nos otorgan los mismos derechos que tienen todos los que vivimos en lo más recóndito del territorio patrio, por lo que a través de este medio hacemos llegar nuestra voz de protesta, toda vez que sentimos que venimos siendo discriminados, marginados y excluidos de muchos derechos que nos corresponde, simplemente por ser considerados como comunidades nativas o indígenas, como se las quiere llamar.
Pedimos la presencia inmediata de un médico cirujano en la Posta de Salud de San Juan y otras comunidades fronterizas, donde se requiere de un profesional. Medicinas específicamente para el tratamiento del COVID-19 y Equipos de Protección
Personal para todas las comunidades de frontera. Un personal laboratorista que diagnostique todo tipo de enfermedades habidas y por haber. Medicinas para el tratamiento de otras enfermedades que se dan muy continúas en nuestra zona”, suscribieron.

Artículo anterior¿Tenemos Fibra Óptica en Iquitos?
Artículo siguienteJUZGADO PENAL