• Escándalo de expedientes contra libertad sexual

 

La verdad que no nos extrañan los procesos y su poca agilización. Pero, nos parece interesante que la Contraloría General de la República a través de Órgano de Control de Loreto esté haciendo un trabajo de seguimiento a los casos de denuncias contra la libertad sexual en agravio de escolares.
Recordemos que el año pasado se puso en evidencia lo que venía ocurriendo en varias Unidades de Gestión Educativa Local, sobre los procesos tras denuncias de presuntos actos contra la libertad sexual, en agravio de escolares en su mayoría mujeres.
En el último informe de la Contraloría se da cuenta que las denuncias contra la libertad sexual a educandos no fueron atendidas según lo exigido por ley, lo que dio lugar a que no sean comunicadas al Ministerio Público, así como que no se aplique las medidas de separación preventiva.
También que no se culminen los procesos administrativos en los plazos legales establecidos, ocasionando una grave afectación al servicio público y al educando por la no oportuna y efectiva determinación de responsabilidades de la revisión a los expedientes administrativos.
Lo grave es que luego de tomar conocimiento no comunicaron al Ministerio Público y al Órgano de Control Institucional, no se culminaron los procedimientos administrativos disciplinarios en los plazos legales establecidos, no se registró en el sistema informático de monitoreo de expediente – Simex.
Todo esto nos da una alarmante lectura, que los escolares no tienen prioridad en el sistema administrativo de las entidades educativas, nada más y nada menos. Esto sí que es terrible, y se debe a la pérdida de valores entre los servidores del Estado que se desempeñan en las instituciones educativas.
Sin embargo, la Contraloría habla de números concretos de directores y funcionarios responsables de que no se haya hecho justicia a las escolares. Se habla de 28 funcionarios y 7 directores. Será posible que este reducido número de presuntos culpables puedan estar manchando el nombre de una entidad que representa a miles de profesores, donde existen muchos profesionales ejemplares.
Lo que vemos también es que el círculo no se cierra. Se queda en la revelación de irregularidades de solo una parte involucrada. Hay debilidades de igual forma en el proceso de investigación donde nuestra infancia tampoco encuentra real respaldo. Sería importante conocer qué pasa con los casos que logran pasar al nivel de investigación fiscal y proceso judicial.