Prevención tibia

Los adultos cuando nos disponemos a orientar a nuestros hijos o a otros jóvenes adolescentes, por fin comprendemos lo que nuestros padres y madres sintieron al momento que nos decían a su manera cosas tan reales de la vida, pero pareciera que en esa etapa de la vida no sabemos dónde se pone nuestra cabeza. De pronto nos damos cuenta que los años ya han pasado.
Sin embargo, no es motivo esta cruda experiencia de vida para no seguir en la batalla. Y es así como vemos primero al personal del sector Salud esforzarse con motivo de celebrarse la “Semana de Prevención de Embarazo en Adolescentes”, que trabajan la Estrategia Sanitaria Regional: “Etapa de Vida, Adolescente y Joven”.
Durante estos días vienen desarrollando una serie de actividades a través de los diferentes establecimientos de salud, en especial de aquellos que fomentan actividades a través del Programa Diferenciado para Adolescentes.
Bajo el lema “Tú decides… piensa bien”, se han desarrollado actividades con gran participación de adolescentes por ejemplo en el “Bailetón” del Centro de Salud de Bellavista Nanay y en la exposición de periódicos murales.
También visitaron diferentes instituciones educativas de la Iquitos ciudad, en las cuales se impartieron charlas de prevención de embarazo en adolescentes, ferias de salud y lanzamiento de campaña desarrollado en la I.E. Santo Cristo de Bagazán, con la participación de representantes de Salud, Educación, organizaciones no gubernativas como Plan Internacional, Micro Red Iquitos Sur y Centro de Salud Bellavista Nanay.
Han resaltado que los medios de comunicación han jugado un rol importante en la tarea de difusión de medidas preventivas, facilitando sus espacios y páginas para dar a conocer la importancia de planificar nuestras vidas. Para hoy está programada la realización de un pasacalle que partirá del Centro de Salud San Juan y para mañana jueves, se desarrollará la convención de líderes juveniles y adolescentes en el local del consorcio de Padres Agustinos.
Como vemos es todo un trabajo de un grupo humano comprometido no solo con su trabajo como servidores del Estado, sino convencidos que mientras más trabajo de prevención se haga, se podrá ganarle a la reacción tibia en muchos adolescentes, y que se conviertan en los directores reales de su buen vivir sin perder la esencia de las características de los años mozos.
Más bien esa energía y virtudes seguir cultivándolas, mejorarlas, siendo prevenidos en nuestros actos. Esto es válido para todo ser humano en cualquier etapa de la vida. La prevención debe ser una forma de vida para tener paz interior y la suficiente actitud que nos impulse a seguir luchando, superando sufrimientos y privilegiando la alegría. Somos únicos y la vida es una sola.

Comments are closed.