Conforme pasan los días, se nota cada vez con más fuerza la intención ciudadana en cuanto a la ubicación de sus líderes y en cuanto a la intención de éstos a ocupar el sillón presidencial.

Todo hace prever que nos adjudicamos a una cierta vía de posibilidades favorables a un determinado candidato, sin embargo reacios como somos a tomar como cierto determinados datos provenientes de distintas tiendas políticas, y de ciertas entidades con el membrete de encuestadoras,  decidimos comprobar personalmente hasta dónde eran ciertas las intenciones de voto que señalaban los gonfaloneros de cada tienda política; y nos encontramos con innumerables sorpresas, muchas de ellas anecdóticas, como por ejemplo la de muchos votantes que no sabían ni los nombres del candidato ni el nombre del movimiento  al que han decidido apoyar.

Tal hecho, sin duda alguna, favorece  a quienes puntean las consultas y que hasta ahora no pueden ser desplazados del lugar privilegiado que ocupan actualmente,  como es el caso de Solidaridad Nacional y su líder Luis Castañeda Lossio, seguida por Perú Posible de Alejado Toledo, y mucho más atrás, los demás postulantes con porcentajes que constituyen un mensaje que bien leído, animaría a la mayoría  de la lista  de espera a renunciar a la brega.

Consideramos que el líder de Perú Posible mantiene su hegemonía, debido al manejo ecuánime que en un principio  impregnó a su campaña, pero creemos que con el caso del debate con Mercedes Aroz del APRA, sus posibilidades pueden variar. En cuanto a Castañeda,  al parecer ante la lista de PPk  debe andarse con sumo cuidado si se diera la infaltable segunda vuelta.

Voces periféricas  dejan escuchar el nombre de “Fuerza 2011” de Keiko Fujimori, pero sería faltar a la verdad si en estos momentos le adjudicamos alguna chance, tomando como base el sentir en contra de un cierto sector ciudadano. Pero eso no quita  que pueda darse una cierta reacción  de última hora,  que podría llevarlos a un triunfo inesperado, cosa que nadie medianamente enterado  acepta.  Pero en política todo es posible.

Lo antes dicho no es una afiebrada  elucubración,  sino la suma de las tendencias ciudadanas vertidas ante consultoras que imaginamos legales, toda vez que ninguna autoridad ha prohibido sus consultas lanzadas al público en más de un  medio de comunicación.

Es pues, parte  en base a tales consultas y parte en nuestra percepción personal, que consideramos algo utópico que algunos de los cinco ubicados en la cola, y  suman menos porcentaje que el que lidera  el grupo con 30.25 por ciento,  pueda ser superado por el atomizado 37 % de los cinco que cierran la relación,  salvo que el soberano que es el pueblo como juez  supremo en esta lid, decida lo contrario.