• Así lo dio a conocer la directora luego del impasse surgido con una doctora.

 

Tal como lo informó este medio de comunicación, el último lunes la doctora Flor Aranzabal, ex consejera regional, llevó a un fiscal hasta el centro de salud ya que, según ella, habían vulnerado sus derechos al quitarle las guardias en emergencia, enviándola a consultas externas.
Ayer la directora de la micro red de salud de Moronacocha Leydi Perea, expresó que el impase había sido superado y que se había ocasionado todo eso debido al rompimiento de relaciones entre la doctora Flor Aranzabal y el personal de emergencia.
“Nosotros tuvimos una reunión con todos los médicos para definir sobre el tema del rol de guardias en emergencia. También para evaluar la actitud de la doctora Aranzabal. Ella tiene cambios temperamentales y actitudes conflictivas con parte del personal que es quien viene a darme las quejas. Se había instalado un clima laboral no apto.
Incuso en una oportunidad ella rechazó a un paciente adulto mayor que fue traído desde el asilo porque se había roto la frente, siendo que ellos tienen SIS. Yo tuve que salir atenderlo pese a que estaba en mi día de descanso. Esas cosas no deben pasar.
Luego de todo lo que ha pasado, junto a los 12 médicos se ha coordinado para que a través de un sorteo se diseñe la nueva programación de los turnos en emergencia, que sea de forma rotativa. La doctora Aranzabal, se ha comprometido a cambiar de actitud y hacer las cosas bien. Todos esperamos que así sea”, contó la directora.