Policías Escolares juramentan en la Plaza 28 de Julio en ceremonia pública

  •  Participaron más de 2 mil 500 alumnos de las diversas instituciones educativas.

La Policía Nacional del Perú en convenio con el Ministerio de Educación ha implementado con éxito el programa Policía Escolar con la finalidad de prevenir situaciones de riesgo del estudiantado, fortaleciendo el liderazgo, la autoestima y la moral de los jóvenes escolares, todos se involucran en actividades cívicas, culturales, formativas y disciplinarias.
Ayer en horas de la mañana, más de 2 mil 500 alumnos y alumnas integrantes de la Policía Escolar, se concentraron en Plaza 28 de Julio para participar en la Ceremonia de Juramentación Pública en cuyo acto cívico participaron más 70 instituciones educativas de los niveles primario y secundario de los distritos de Iquitos, Punchana, Belén y San Juan Bautista y otras IE invitadas, quienes dieron un marco festivo patriótico a esta ceremonia que estuvo presidida por el coronel Juan Silva Bocanegra, en su calidad de jefe de la Región Policial Loreto con participación del Lic. Roberto Carlos Pinche Flores, director regional de Educación de Loreto, junto a los maestros y directores que colmaron las expectativas del acto protocolar.
Este programa intenta rescatar los valores cívicos en la población escolar y al mismo tiempo entablar una relación fluida entre el docente, Policía Nacional y los estudiantes, permitiendo mejorar la seguridad en el interior y exterior de sus centros educativos.
Entre las acciones más importantes que desarrolla la Policía Escolar son el control y disciplina al ingreso, control de entrada y salida, y registro del alumnado que llega tarde a su centro de estudio, acto que se desarrolla en coordinación con sus profesores coordinadores, quienes efectúan inspecciones de seguridad en los pasadizos, escaleras y pabellones, kioscos y servicios higiénicos.
Asimismo, participan en ceremonias cívicas internas, ceremonias externas y desfiles, actuaciones públicas, deportivas, recreativas y culturales que desarrollan en sus propias instituciones y apoyan en el orden de los alumnos y público asistente a dichos eventos.
La Policía Escolar se enriquece con la inmolación del niño Alejandro Sánchez Arteaga, brigadier de la Policía Escolar de la Escuela Fiscal Nº 4451 del distrito de La Victoria. Fue el 10 de marzo de 1951 en un acto heroico ingresó a un inmueble que se calcinaba en llamas, logró salvar a cuatro niños atrapados en el sofocante interior, logrando salvar a dos de ellos y cuando reingresaba a la casa a continuar con el rescate, éste quedó atrapado, pereciendo a consecuencia del fuego. (C. Ampuero)

Comments are closed.