• Población organizada junto a su policía nacional en bien de la Seguridad ciudadana.


Efectivos policiales pertenecientes a la Sección de la Policía Comunitaria de la Comisaria Morona Cocha; juramentaron cinco Juntas Vecinales y cuatro Red de Cooperantes de Seguridad Ciudadana.
El acto, estuvo a cargo del Comandante Jorge Portocarrero Lucana actual Jefe de la División de la Policía Comunitaria de la Región Policial Loreto, en el que participaron 50 integrantes de la Junta Vecinal de Seguridad Ciudadana, denominadas: “Gonzales Vigil, Defensores del Pueblo, Los Guerreros de la Calle 14, Halcones de Versalles, Halcones de Morona Cocha” y 55 integrantes de la Red de Cooperantes Pacific Market, Astramopreuno, Los Madereros y Comandos del Oasis.
La Policía Nacional del Perú, institución tutelar del estado, en el cumplimiento de su finalidad y misión al servicio de la sociedad, comunidad y persona humana, desde su creación, orienta su accionar a promover la participación organizada y activa de la población, para contribuir a mejorar los niveles de orden, seguridad y tranquilidad públicas en sus respectivas comunidades, en una alianza estratégica con sus autoridades locales y sociedad civil en su conjunto. La función de garantizar la paz social y la erradicación de todo tipo de violencia requiere políticas claras integrales y de orden económico, social, cultural, por lo que cualquier solución parte de la premisa de que esta debe ser siempre multidisciplinaria y plurisectorial en la que se involucran a todas las fuerzas vivas de la nación en el marco de los principios de la cultura de la paz, seguridad, tranquilidad pública.
Como parte del acto protocolar a cada coordinador de las dichas Juntas Vecinales y Red de Cooperantes antes mencionadas, hicieron entrega de las resoluciones y credenciales que los designa como parte de los programas preventivos de la Policía Nacional del Perú en esta jurisdicción. (C. Ampuero)

Artículo anteriorLey del turismo comunitario
Artículo siguientePersonas con discapacidad auditiva exigen respeto a sus derechos