Piensas: ¡No hay Excusas!

Fernando Herman Moberg Tobies
http://riendasciegas.wordpress.com
hmoberg@hotmail.com
@FernandoMobergT

 

 

Siempre hablan de prevención en todos los ámbitos de la sociedad, pero las autoridades en nuestro país actúan después de las crisis, cuando la inversión que se hace es para solucionar algo que no servirá para nada más, ya que cuando la crisis pase, lo invertido no será de utilidad.
Los desbordes sociales, como las invasiones, la delincuencia, la violencia, los asesinatos, los robos, las extorciones, entre otros, son las reacciones de un grupo de personas que justificándose en sus reales necesidades o conflictos terminan trasgrediendo a otros, y esto se debe en gran parte a la influencia inconsciente de cómo se comportan las autoridades, involucradas en corrupción evidente y en escenarios en donde usan el poder para favorecer a grupos cerrados y no al pueblo como manda la democracia.
La falta de información condena al hombre al fracaso o a servir como esclavo elegante al sistema manipulador, lo que está sucediendo, los desastres naturales o mejor dicho las reacciones naturales de un ciclo que se da cada cierto tiempo, han puesto en evidencia desenmascarando a los políticos que nos han gobernado hasta el momento, seres que se excusan con respuestas absurdas de que no se habían proyectado a cierto impacto, no tiene coherencia, ni lógica, ni justificación, ya que para ser autoridad, el primer paso es tener ideas que dirijan a un desarrollo, y el desarrollo no es en el presente.
Puede que la población sea rebelde, se meta a vivir imponiendo en donde sea, que no hagan caso las normas y leyes, pero la autoridad jamás debe perder el fin que representa, que es ser alguien que toma decisiones buscando el beneficio a largo plazo y  no dar soluciones como lo hacen en el presente buscando contentar a ciertos grupos humanos solo para tener votos seguros en la relección o para futuras elecciones; eso debilita a nuestro país, eso nos mantiene estancados, limpios y embarrados por temporadas, la hipocresía de las autoridades y su sed de ambición es lo que conlleva a que un ciclo natural sea llamado y estigmatizado como un desastre natural.
Cada vez conocemos menos de ciertos temas, la globalización para los que tienen dinero ha sido muy beneficioso, pero para las masas, para el pueblo, para la mayoría de los terrícolas, por un lado hay una brecha llamada oportunidades, pero para la mayoría la globalización solo ha provocado más crisis y pobreza con más comodidades, ya que siempre servimos a otros, pero lo más dramático y catastrófico es cómo vamos olvidando nuestra identidad y nuestra propia esencia natural evolutiva de la que provenimos, estamos desnaturalizándonos, dependemos de otros y nos consideramos incapaces de generar el cambio.
Hay dos tipos de proyectos que son los que más les gustan a nuestras autoridades, en especial a los de nuestra región, los que son para mantener algo, en donde proponen acciones que en unos años se tendrá que volver a gastar dinero, y es porque sus capacidades de creatividad y liderazgo no son de calidad ni de trascendencia, sus ideas no visionan, solo mantienen; luego están los proyectos de infraestructura, los de construcción, el manjar de los políticos que es como el dulce que buscan los diabéticos por placer sin que les importe el riesgo, todos los alcaldes hombres o mujeres, presidentes regionales, congresistas, presidentes constitucionales y dictadores han impulsado en más de un ochenta por ciento de sus gestiones este tipo de propuestas, en donde gracias a lo que se ha visto en el escenario internacional, al parecer ahora ya sabemos cuáles son los intereses que los mueve a promover obras de construcción, porcentaje.
Por eso estamos así como nos sentimos, porque no invierten en la CALIDAD de la persona, que ni ellos la tienen, y no una calidad de tener grados académicos, sino una calidad de formación y conocimiento que permita a la persona estar a la altura del crecimiento del mundo, en donde la información que hace libre a los hombres, le permite decidir al ciudadano. Las autoridades creen que invertir en calidad es suficiente con una charla de motivación, autoestima, entre otros temas que son importantes, pero que deben ser construidos, no solo dados en una exposición y a veces sin profesionales que tienen lo ideal para lograr buenos resultados, y acá se evidencia otro vacío de las instituciones públicas, poner por poner.
En su mayoría se ponen de gerentes, directores, en puestos claves para el desarrollo de una comunidad a personas que no son ni técnica, ni profesionalmente aptos, se llenan estos espacios de dirección y ejecución a personas que han servido o sirven a los interés de autoridades que como vemos no están interesados en la población.
Estos mal llamados desastres naturales que sentimos que nos atacan, traen una estricta lección tanto para las autoridades como para la población. Los que quieren gobernar deberán ser más prudentes con lo que proponen gestionar, ya no solo planes para mantener y promover infraestructura; y para nosotros, el pueblo que nos esforzamos día a día por nuestra familia, ya no debemos regalar nuestro voto en las elecciones, votar por votar, ya no debemos confiar en los que nos regalan cosas o nos caen bien porque nos hacen recordar a alguien que queremos, ya no debemos dar nuestro voto a los que más publicidad tienen, paneles, gigantografías, afiches, volantes, fotos en todos lados, ya que son los que más nos quieren manipular, recordemos que mientras más show, alguien debe estar invirtiendo por el espectáculo y luego vendrán a buscar su beneficio, así que estos ya están vendidos, lo mismo de siempre.
Es gratificante ver cómo nos unimos para ayudar a otros, pero más allá del apoyo, veamos fríamente la situación; en nuestro país empresas de telefonía, aviación comercial, tiendas por departamento, farmacias, tragamonedas, hoteles, abarrotes, alimentos, hidrocarburos, minerías, entre otros, son las que manejan y generan la economía de nuestro país; en consecuencia, son los primeros beneficiados siempre, entonces si se llevan millones de soles usando nuestro territorio y a nuestra gente, no es posible que el gobierno no imponga un abastecimiento total de las necesidades en circunstancias de emergencia nacional, nosotros deberíamos ser la mano de obra en ayuda, ir a los lugares a contribuir, pero debería ser el Estado y las grandes empresas que lucran en nuestro país corrompido, los que deberían dar todo, TODO.
Debemos dejar de ser sensacionalistas, sentimentalistas, y ser objetivos a pesar de los defectos que podamos tener, las dificultades y adversidades por las que podamos pasar, hemos caído en la trampa del sistema que nos adormece y debilita, han creado distractores que apagan las ganas de emprender hacia algo, como las novelas, las series, ciertos programas de televisión que terminan relajando a la persona, las redes sociales, y por eso debemos estar atentos, alertas, ver lo que acontece a nivel internacional y analizar en qué estamos, cómo estamos como sociedad, ya vamos a llegar al bicentenario; nos alardeamos de usar tecnología, pero no toda nuestra gente tiene desagüe, agua y luz, ni carreteras que nos unan. Estamos aún en nada y ya varios nos han gobernado solo con mentiras e intereses ocultos ¿seguiremos permitiendo esto?
Es momento de la re-evolución de la sociedad, de los nuevos pensamientos y conductas que permitan que los ideales se concreten y vivamos una real democracia, sigamos compartiendo información de lunes a viernes a las ocho de la noche por Amazónica de Televisión-canal 2.

2 thoughts on “Piensas: ¡No hay Excusas!