“Pido justicia para mi hijo que fue accidentado por un policía”

  • “Las pruebas demuestran que manejaba alcoholizado y drogado”, dijo Pablo Rojas
  • “Fiscalía debe actuar con prontitud para que le caiga todo el peso de la ley a Jean Pool Calderón Guerra”.
  • Estudiante Eduardo Rojas Jesús fue evacuado a Lima para ser operado. 

Clama justicia para que el accidente que le pudo costar la vida de su hijo, no quede impune. El señor Pablo Rojas Vargas espera que la fiscal de la Tercera Fiscalía Penal de Maynas, Celia Acuy Torres, actúe con honestidad e imparcialidad en este lamentable caso, donde se ve involucrado un efectivo policial que accidentó a Eduardo Moisés Rojas Jesús, de 20 años de edad.
El sábado 01 de julio, aproximadamente a la 1:20 de la mañana, mientras el estudiante de educación superior regresaba a su vivienda en su motocicleta con una amiga luego de comer hamburguesa, en las intersecciones de las calles Manco Cápac con Pevas, donde había un semáforo funcionando, el suboficial de Tercera PNP Jean Pool Danilo Calderón Guerra (22), cruza su motocicleta Yamaha en rojo a toda velocidad, según los testigos, impactando contra Eduardo Rojas y su acompañante.
“Como venía a toda velocidad, a mi hijo ya no le dio la oportunidad de poder esquivarlo. Es por eso que cae a la pista, se rompe el cráneo, la mandíbula, y otras partes del cuerpo fracturados, así como los pulmones que fueron afectados.
El policía que manejaba a toda velocidad, que pasó el semáforo en rojo y que estaba con síntomas de haber ingerido alcohol, se encontraba de civil y vive cerca del lugar del accidente, al igual que mi hijo que reside en Napo con Santa Rosa. Según los vecinos, casi permanentemente ingiere bebidas alcohólicas.
Los testigos que se encontraban en un grifo que está al costado, indican que mi hijo cruzaba el semáforo en verde y el policía en rojo; y ellos atestiguarán lo que vieron. Tras el choque, la motocicleta del policía fue dañada el aro delantero y se revienta la cámara. Como por ahí vive un tío con su sobrino que también son policías, al reconocerle que son sus colegas, trataron de poner a buen recaudo su moto
Jean Pool Calderón, viendo que su moto es guardada en la casa de sus colegas, es que cojeando sube a un motocarro queriendo escapar, abandonando a mi hijo que se encontraba tirado, sin conocimiento y derramando sangre. Pero la gente, al momento que escucharon el brutal sonido del choque, salió para impedir que el policía huya.
Luego de 20 minutos llegó el serenazgo, le sacan del motocarro al policía y le meten a la ambulancia, y a mi hijo le alzan fuerte y sin cuidado para meterle en el carro del serenazgo. Es ilógico que al más grave no le lleven en la ambulancia.
Ya en el hospital regional le diagnosticaron a mi hijo politraumatismo encéfalo craneano, le hicieron como ocho tomografías.
El policía de apellido Gonzales que intervino con el serenazgo hizo su parte como detención preliminar de su colega, pero la fiscal de turno Acuy Torres, ese mismo sábado por la noche le da libertad porque no encontraba mayores indicios para que Jean Pool Calderón continúe detenido. Incluso, como sus heridas de no eran de gravedad fue dado de alta.
Mi hijo ya se encontraba entubado y en coma, mientras que el policía que ocasionó el accidente solo fue interrogado por la fiscal, respondiendo que manejaba a solo 40 Km/h, que solo tomó un vasito de cerveza, que tiene SOAT y licencia. Y a la testigo, que era la amiga de mi hijo, solo le hizo dos preguntas.
Ese mismo sábado, la familia del policía ofreció 5 mil soles de conciliación para que todo quede ahí, y nosotros no lo aceptamos de ninguna manera. Mi hijo reacciona al tercer día, le sacan el tubo de respiración mecánica y le dan de alta el jueves, pero viaja al día siguiente a Lima para que sea sometido a una operación maxilar en el hospital Loayza porque no puede cerrar la boca, no puede masticar y tiene alimentación líquida.
Mi hijo no tiene seguro porque es un estudiante. Desde un inicio, nosotros estamos cubriendo con todo. La intervención que le harán este miércoles, pasa los 10 mil soles. Es un gasto tremendo que se está haciendo.
A raíz de toda esa injusticia que se está dando contra mi hijo, es que iniciamos la denuncia penal. Tenemos el examen de dosaje etílico donde sale 0.51 de alcohol, le han querido ayudar pero no han podido más porque era evidente su estado. Además, sorpresa para nosotros, porque al hacerle la prueba toxicológica arroja positivo para droga de alcaloide metabólico para cocaína.
O sea, que Jean Pool Calderón Guerra no solo estaba alcoholizado sino también drogado con cocaína. Es por esa razón que quizá manejaba a excesiva velocidad y no como dijo a la fiscal a 40 Km/h.
La denuncia penal por el delito Contra la Vida, el Cuerpo y la Salud – Lesiones Culposas (Graves) Consecuencia de Accidente de Tránsito – Choque, está en manos de la misma fiscal. Es por esa razón que solicito al presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Loreto, doctor Alberto Niño de Guzmán, que siga de cerca el caso para que el policía asuma su responsabilidad y le caiga el peso de la ley. Debe exigirle a la fiscal Acuy Torres que haga las diligencias lo más pronto posible.
En la actualidad, el que ocasionó el accidente está en condición de citado por la Fiscalía, sigue trabajando como policía y haciendo su vida de lo más normal, mientras que mi hijo está luchando por recuperarse en Lima”, indicó Pablo Rojas. (Gonzalo López)

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email