El presidente de la Asociación de Diabéticos Sonriendo por la Vida de Loreto (Adisvil), Sabino Pezo, advirtió que casi la mitad de las personas afectadas por la diabetes corren el riesgo de presentar daño renal, que de no detectarse tempranamente puede desencadenar una afección crónica que muchas veces es fatal.

“Se estima que casi la mitad de los pacientes con diabetes tiene riesgo de presentar nefropatía diabética (daño renal), complicación que puede provocar una insuficiencia renal crónica terminal e incluso la muerte”, indicó.

Los especialistas indican que la nefropatía diabética puede ser de diverso grado, siendo la complicación más grave la insuficiencia renal crónica que requiere tratamiento con diálisis.

Mencionó también que los principales factores de riesgo para presentar esta complicación son registrar glucosa (azúcar) elevada, tener diabetes más de cinco años, tener daño ocular, la hipertensión arterial y los lípidos -colesterol y triglicéridos- muy elevados.

“Para prevenir la nefropatía diabética, debemos controlar la diabetes, la hipertensión y el colesterol elevado, por ello, toda persona con diabetes debe ir al médico para hacerse un descarte a fin de prevenir o detectar tempranamente la insuficiencia renal”, manifestó.

Según los especialistas afirman que, en su etapa inicial, el daño renal es reversible y controlable, pero como no da síntoma alguno suele detectarse en la etapa avanzada, cuando hay pocas posibilidades de detener su avance.

Finalmente señaló que en el caso de las mujeres que han dado a luz a un bebé de más de cuatro kilos también tienen riesgo de padecer de diabetes y el bebé podría desarrollar a futuro la enfermedad, por lo que es necesario que periódicamente se hagan un descarte de diabetes. (MIPR)