• Hombres y mujeres se propinaron golpes de puños y patadas 

Se agarraron a golpes. Un grupo de pobladores del asentamiento humano “Nadine Heredia”, ubicado en el distrito de San Juan, en Iquitos protagonizaron una batalla campal, dejando como saldo varias personas heridas.
Este enfrentamiento ocurrió cuando un grupo de vecinos pedían la destitución del delegado vecinal Manuel Macahuachi, a quien le interceptaron cuando manejaba una furgoneta de color rojo el cual le conduciría a su centro de labores.
Fue ahí que un grupo de personas salieron en defensa del dirigente, protagonizándose una pelea entre ambos grupos.
Las que se agarraron a golpes fueron en su mayoría mujeres, quienes terminaron en el suelo e incluso cogieron arena para echarse las unas a las otras.
Entre tanto, el dirigente Manuel Macahuachi, calificó de “terroristas” al grupo de vecinos que estaban en su contra, “esto no es más que un acto terrorista, por la forma como me atacaron y atacaron a varias compañeras que venían conmigo, me echaron tierra, me golpearon en la cabeza y todo terminó en agresión, esto responsabilizo directamente al municipio de San Juan, todo fue provocado por ellos, todo por fomentar la violencia en este asentamiento humano”, dijo Macahuachi
A pesar que se habían dado una tregua, el enfrentamiento nuevamente se había iniciado, otra vez las mujeres de ambos grupos se lanzaron arena, se propinaron puñetes y patadas, y también se jalaron de los cabellos, la pelea no tenía cuándo acabar.
En otra esquina, que parecía un rincón de box dos mujeres terminaron en el piso mientras seguían golpeándose.
Algunos moradores nuevamente pidieron que el dirigente vecinal Manuel Macahuachi sea destituido.
“Por culpa de él no se paga la luz y engaña a la gente. Dice que se quiere negociar terreno ¿cómo se va a negociar si está vendido al Estado? Quiere quedarse igual que Nicolás Maduro en el poder, se cree Nicolás Maduro”, dijo una moradora.
Otro grupo defendió a la autoridad y en ese momento otra vez empezó la pelea. Producto de esta batalla campal varias personas resultaron heridas, como una mujer que acabó con lesiones en el rostro.
Lamentablemente la pelea fue vista por menores de edad, quienes no podían ir a su colegio porque la calle estaba tomada por la enardecida turba de vecinos de este sector de Santo Tomás. Los moradores afirmaron que no cuentan con luz eléctrica y pidieron mejoras para el asentamiento humano.
(C. Ampuero)