-Presidente de ODECMA de la CSJL

-Se realizó en Bogotá Colombia

La Universidad de Santo Tomás, una de las más antiguas de Colombia, desde el 18 de junio recibió en sus aulas a magistrados del Perú, México, Uruguay y Ecuador, quienes participaron en el curso internacional sobre “Litigación oral”, cuyos expositores fueron los magistrados de nacionalidad colombiana, Fernando Jiménez, Carlos Reyes y Luis Carlos Hoyos.

Representando a la Corte Superior de Justicia de Loreto participó el doctor Aldo Atarama Lonzoy, quien manifestó la importancia de haber asistido a este curso, además es algo que se debe compartir, pues el haber asistido a este curso por invitación de la Universidad Santo Tomás de Bogotá- Colombia y la organización “Litigación Oral”,  ha sido una experiencia que nos da una visión totalmente distinta  a la que tenemos sobre el proceso penal en el Perú y sobre todo lo relacionado a la implementación del nuevo Código Procesal Penal. Es necesario ir adelantando e implementando los nuevos principios sobre litigación oral que están vigentes en nuestro país mediante la Constitución Política del Perú, por la vigencia de las normas internacionales de derechos humanos que es lo que le da el sustento a este nuevo proceso.

En la república de Colombia ya se está aplicando desde hace cinco años en todo su territorio, por lo que es plausible que nosotros ya lo debemos aplicar en el distrito judicial de Loreto, pero que ya se está vigente en la mayoría de distritos judiciales del Perú.

Atarama Lonzoy mencionó asimismo que la aplicación de la litigación oral hará que se mejore el tema de la celeridad procesal, además garantiza que el juez debe brindar imparcialmente, donde el litigio es del Ministerio Público por un lado y de la defensa por el otro, es decir esta contradicción para el ejercicio del derecho a la defensa en el respeto al derecho a la defensa de todas las partes, no sólo del inculpado y todos los que participan en el proceso. Se hace necesario e indispensable en un mundo globalizado donde el tema central es la defensa y la protección del ser humano al interior del proceso, definitivamente es un cambio de mentalidad, es un cambio no slo legislativo, sobre´todo es una mejor relación que debe existir en el interior del proceso penal de las partes para garantizar derechos y sobre todo de la víctima que debe ser analizado en el nuevo contexto.

Sobre el tiempo en que debe ser aplicado la litigación oral dijo que es una gran ventaja,  pues los plazos de duración se reduce al diez por ciento en todos los casos, incluso la necesidad de la terminación anticipada, los acuerdos de reparación que se puede hacer anteladamente y que son responsabilidad del Ministerio Público, sobre todo en el caso del juez imparcial quien ya no va a investigar, siendo el que va a controlar y el que va dar garantías a las partes sobre la no violencia de las garantías fundamentales, esos son los dos temas centrales, pero es muy importante que se aplique en el distrito judicial de Loreto.

Sobre las capacitaciones, mencionó, es lamentable decirlo, pero es parte del problema que debemos afrontar los magistrados, recibimos invitaciones para asistir a cursos, pero muchas veces por la falta de recursos no podemos aceptarlas, en mi caso hemos hecho un esfuerzo personal para poder viajar a Colombia, pues los costos son muy altos,  pero que definitivamente redunda para tener una mejor capacitación y que debemos compartir los materiales con otros colegas y la experiencia que hemos logrado lo vamos a exponer en la CSJL, así como también en la UCP en donde enseñamos y en el colegio de abogados . Ojalá que tengamos la oportunidad de invitar a magistrados del extranjero como una nueva visión del proceso penal y con la necesidad de descubrir en nosotros de descubrir  sobre la receptabilidad que tenemos para la implementación del nuevo código procesal penal.

Atarama dijo también que la implementación del nuevo Código Procesal Penal va entrar en vigencia el 2012, pero hay varios artículos en vigencia, es decir lo único que hacer; es que no hay que seguir pensando en el sistema inquisitivo, hay que ir haciendo el tránsito de este sistema  al nuevo sistema acusatorio, de tal suerte que los magistrados, los abogados del Ministerio Público y los litigantes tienen que ir adecuándose a esta  nueva modalidad, pues no solamente es la responsabilidad del Poder Judicial y del Ministerio Público, sino de la sociedad en general, quienes tienen que entender que se tienen que respetar los derechos fundamentales de los implicados en el proceso, pero sobre todo ver que la justicia puede acelerarse y resolverse en poco tiempo en audiencias. Asimismo los abogados tienen que actualizarse en la medida  que todo litigio va ser oral y no escrito, la policía nacional tiene que realizar las investigaciones para lo cual se requiere laboratorios de criminalística bien implementados como los que se ven en otros lugares, por lo que indudablemente se tiene que hacer una inversión importante, incluso los ambientes tienen que ser modificados para las nuevas salas de audiencia, es decir necesitamos tener una mejor y mayor inversión de parte del Estado, por lo que los magistrados deben tener una mejor y mayor capacitación para una mejor administración de justicia.

Finalmente, Aldo Atarama se comprometió a realizar un resumen de todos los temas tratados en el curso internacional sobre “litigación Oral” y publicar en “La Región” para dar conocer a la opinión pública, los abogados, los representantes del Ministerio Público, sobre la importancia de este tema y asimismo tenemos un compromiso para convocar a reuniones y analizar sobre los temas que hemos traído, y también ver la posibilidad de realizar un curso en nuestra ciudad, indicó. (WGN)