Pabellón del cementerio general se llenó en pandemia Covid

Existe un dicho popular que dice: “De la muerte nadie se escapa” y es cierto. Pero nadie se imaginó, ni siquiera en las pesadillas más feas, que se podrían ocasionar tantas muertes durante días y meses seguidos. Los mismos que tuvieron a la región Loreto en el “ojo de la tormenta”, llorando cada una de las pérdidas. El coronavirus se llevó muchas vidas valiosas que hoy todavía dejan sentir el gran vacío en la ciudad.
Hoy una parte de estas vidas descansan en el cementerio general “San Miguel Arcángel”, entre los pabellones nuevos que se esperaba sean llenados con el paso del tiempo (no de un solo golpe).
El dolor se siente aún más por aquel lugar, no solo por la facilidad con la que se reconoce la gran cantidad de decesos en fechas consecutivas (muchos el mismo día en mayo 2020), sino también por lo que representa cada una de esas muertes. La angustia y el trauma de una región olvidada y absurdamente golpeada por sus gobernantes.
Los mismos que en aquellos tiempos de miedo y terror no dejaban ver ni su rastro, o bueno, sí, para las fotos. Pero nadie los vio ayudando al pueblo que los eligió, nadie los vio luchando y haciendo lo imposible por mejorar la situación, al contrario, salió a la luz el lado más vil que le puede salir a un ser humano; lucrar con el dolor ajeno.
Lo que si no se puede pasar por alto durante la visita al cementerio es la gran cantidad de maleza que se deja notar, sobre todo en la parte posterior. Juntamente con la carroza abandonada a un costado de los pabellones, un pozo con agua y alrededor cintas que señalan el peligro y sí, ¡vaya peligro! No solo porque alguien podría caer, sino también porque puede ser un foco infeccioso de zancudos transmisores de dengue, malaria entre otros. Y del mismo modo los canales de agua que se encuentra en ese estado.
Un llamado a “Serfin” para que pueda mejorar el estado en el que se encuentra actualmente el campo santo, para que las personas puedan ir a visitar a sus familiares sin correr el riesgo de salir contagiados de alguna enfermedad infecciosa. (Texto y fotos: Micaela)

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email