Otro mundial

Un poco a tono con el término deportivo actual que mueve a millones de personas que es el mundial de fútbol Rusia 2018, y luego que ayer nuestro país se despidió de este evento deportivo al perder ante Francia por la mínima diferencia, vino la tristeza, pero también la certeza que en otro mundial nos podría ir mucho mejor, lo demostramos luego de haber vuelto a las canchas internacionales tras más de tres décadas.

Pero simbólicamente se juegan otros mundiales temáticos como las campañas a favor del medio ambiente y los esfuerzos por evitar contaminar más la tierra, y estas muestras que los ciudadanos del mundo podemos y debemos hacer mucho, también se dio a través de ejemplos mundiales.

Esto fue el ejemplo de los japoneses que luego de cada partido se pusieron a juntar la basura que generaron en el espacio donde se ubicaron como barra y espectadores, lo siguieron los hinchas de Senegal y luego de otros países.

Por supuesto, que después de ver tanto derroche en el uso de inservibles por las miles de personas que asisten al mundial, estos ejemplos de limpieza y cuidado de no contaminar el ambiente, son pequeñas pero significativamente grandes muestras que no todo está perdido y podemos salvar nuestro planeta de la contaminación.

Es emocionante comprobar que cuando queremos hacer actos positivos, lo logramos y podemos contagiar a que otros también lo hagan, no es difícil, hay resultados muy satisfactorios cuando se habla a eso que nos distingue de los otros animales de la tierra: al sentimiento; aunque muchas veces esos otros seres dan muestras de mayor sensibilidad.

El tema es que sí se puede lograr que nos unamos para beneficios comunes, los que a todos nos une y beneficia. El mundial de fútbol lo ha demostrado una vez más, que se pude movilizar a mucha gente para acciones positivas como el deporte.

Para lograrlo se necesita todo un aparataje, que un equipo completo de personas y entidades se unan, y con un organización impecable que implica mucha voluntad, inversión, disposición de colaboración de los estados del mundo, campañas publicitarias generadas por muchas instituciones como lo hicieron con el fútbol, que se metió en todos los rubros, no faltó un espacio donde no estuviera la palabra Rusia 2018.

Por eso es un reto, que utilizando todo lo que la modernidad pueda tener en el tema de convencimiento de lo que nos conviene como sociedad internacional, como continente, como país, como región, como provincia, como distrito y como localidades; vamos a dar pasos muy decisivos para el desarrollo equitativo de los pueblos del planeta, con menos hambre, con menos analfabetismo, con más generación de empleos, con menos egoísmo, y con más amor por lo que hacemos y alentamos, como apostamos por el fútbol y seguimos esperanzados.

 

Comments are closed.