Organizaciones juveniles se unen para realizar labor social a largo plazo en zona baja de Belén

  • Se están sumando DROMUS; JOABE, ARA ARAUNA, entre otrosdromus

Constantemente se escucha y se dice que la zona baja de Belén es punto latente de la delincuencia, insalubridad, e inseguridad; sin embargo, las mismas personas que predican este estigma son los mismos que no hacen nada por cambiar dicha situación.
Por tal motivo, las organizaciones CEDEC, UNICEF, Asociación Ambientalista Ara Ararauna, JOABE, La Restinga, Comité de Seguridad Ciudadana de Belén y el Círculo de Estudios de Psicología DROMUS-UCP de la Universidad Científica del Perú, se vienen organizando junto con los dirigentes y pobladores del sector de Sachachorro en la zona baja de Belén para a partir de la primera semana de julio, realizar distintas intervenciones en las aristas que cada organización maneja.
En tal sentido, UNICEF trabajará con temas de prevención comunitaria del ZIKA; Ara Ararauna tiene como plan de acción concientizar a la población sobre buen uso de los desechos orgánicos e inorgánicos, reciclaje, cuidado y respeto del medio como también fortalecimiento de capacidades de las personas de la zona; por su parte, CEDEC y los Jóvenes y Adolescentes Beleninos-JOABE, intervendrán con festivales deportivos donde se incentivará el juego limpio y las buenas prácticas de valores; la asociación La Restinga por medio de actividades lúdicas trabajará con niños y adolescentes incentivando sus destrezas mediante procesos creativos y orientarán a los padres en temas de dinámica familiar; el comité de Seguridad Ciudadana de Belén a la par que velará por la seguridad, brindará charlas informativas sobre temas coyunturales de la zona para información y prevención de los mismos y; por último, los estudiantes de psicología de la Universidad Científica del Perú que integran DROMUS-UCP accionarán en el colegio Sachachorro, con adolescentes de 15 a 18 años, talleres motivacionales que tienen por objetivo fortalecer la identidad de los escolares consigo mismos, con sus familias y con el medio en el que se desenvuelven.
«Toda organización que tiene como visión la responsabilidad social, se topa con grandes muros puestos por personas o entidades que no comparten la misma línea de acción; por tal razón, para no estancar este proceso de desarrollo, se vuelve imprescindible unirse con otras organizaciones que accionan ejes distintos, así el impacto es mejor, se vuelve macro; de nada sirve hablarles de educación sexual si en sus casas no hay adecuada dinámica familiar, o a un escolar inculcarle buenos hábitos cuando en su barrio todos sus amigos roban y él se junta con ellos o del mismo modo enseñarle a reciclar y su madre le dice que vote la basura al río; esos ejemplos básicos demuestran que el cambio sólo será posible cuando se articulen todos los trabajos, si bien cada uno tiene su propia misión, no obstante el objetivo es el mismo, el cual es mejorar la situación personal actual y de las zonas menos favorecidas, en este caso, Sachachorro, la unión hace la fuerza», comentó Roy Martín Meza Cárdenas, presidente de DROMUS-UCP. (MIPR)

Comments are closed.