– El próximo 26 de febrero a las 9 am. en la Sala Paracas del Swiss Hotel- San Isidro

Consejero José Quispe, recrimina los gastos millonarios que se da OPIPP con tal de impulsar proyectos.

Consejero José Quispe, recrimina los gastos millonarios que se da OPIPP con tal de impulsar proyectos.

El gobierno regional a través de OPIPP ya viene convocando a la Licitación Pública Especial para la construcción de la central y el sistema de transmisión, con un costo de bases de 6 mil nuevos soles. Todo esto sabiéndose que el mismo gobierno a través de PROINVERSIÓN en el proyecto denominado: suministro de energía para Iquitos, convocó para la construcción de la nueva central termo eléctrica de 50 MW a 57.5 MW al servicio de la empresa Electro Oriente S.A. de la ciudad de Iquitos.
Esto por 20 años. Postor Gerent do Brasil Ltda. Además de la próxima acción de unión al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional; es decir, Iquitos estallará de energía y aún así siguen empecinados en botar plata de todos los loretanos con el cuestionado proyecto de la hidroeléctrica de Mazán. Sobre el tema opinó el consejero José Quispe.
«Lamentablemente estos actos públicos que deben ser transparentes como alude el presidente regional, son todo lo contrario. Ese proyecto que debe presentarse en casa para que la sociedad civil organizada analice, así como los colegios profesionales y otras organizaciones, lo llevan lejos de Iquitos. Da la impresión que quieren esconder muchas deficiencias. Se van a la capital y harán la presentación en el hotel más caro del país, es como si a OPIPP no le importa administrar bien el dinero de Loreto, o como que les sobra para gastarlo de esa manera.
Pienso que los posibles postores no tendrán conocimiento de la concesión que el país ha hecho por 20 años, más tres de construcción de la nueva central termoeléctrica de 50 MW a 57.5 MW a servicio de Electro Oriente, esto a través de Pro-inversión. Brasil ya cuenta con sus equipos de construcción de la planta.
Esto en términos contractuales va a restarles posibilidades de alentar su inversión o de recuperación para los probables inversionistas. Pro-inversión ha dado 20 años a Brasil y mientras ellos no recuperen su capital que está amparado en el contrato de ley, pienso que los probables participantes verán limitadas sus expectativas en cuanto a la inversión- recuperación de su capital», señaló el consejero.