• Personal de la Diresa tomó acciones para que madre sea traslada de emergencia desde Maquía en Requena hasta Iquitos para la atención oportuna.


De forma heroica, gracias a la rápida acción de 04 obstetras de la Dirección Regional de Salud Loreto, se logró salvar la vida a una madre de 20 años y su hija recién nacida, luego de que la madre tuviera complicaciones a la hora del parto.
Los hechos ocurrieron en horas de la madrugada del pasado fin de semana, en la comunidad de Obrero Zona 1, distrito de Maquía, provincia de Requena, donde la señora de iniciales LFSD de 20 años, era atendida en su domicilio por tres parteras, pero debido a las complicaciones del parto, llamaron a la Obst. Milagros F. Lozano, de la IPRESS I-1 Obrero, quien en compañía de su personal técnico acudieron de inmediato para realizar el trabajo de parto correspondientes.
Posteriormente, luego de atender el parto, la paciente presentó hemorragia a consecuencia de una Retención Placentaria, es entonces donde la Obst., y su equipo, activan la “Clave Roja”, administrando medicamentos y realizando las atenciones para controlar la hemorragia. De forma inmediata, se comunican con la Obsta. Sara Dávila (Equipo de Referencias de la DIRESA-Loreto) para solicitar apoyo en traslado vía aérea de la paciente, pero debido a la lejanía, la paciente debía ser referida a la IPRESS I-Bretaña, a unas horas de Maquía. Asimismo, se entabla comunicación con el Obst. Guiller Pisco (Unidad de Telemedicina DIRESA-Loreto), quien genera enlace con el Gineco-Obstetra Fredy Cabera del Hospital Regional para dar soporte asistencial e indicar la referencia de la paciente.
La paciente tuvo que ser trasladada en horas de la madrugada, en un bote peque peque, mientras tanto, la Obst. Rocío F. Vásquez de la IPRESS I-3 Bretaña, conocedora del tema, solicitó un bote con las condiciones necesarias para que pueda dar el alcance a la paciente y el equipo de salud que se encontraban navegando a esas horas de la madrugada. Al cabo de 6 horas de viaje llegan al puerto principal de la comunidad de Bretaña (Río Puinahua), donde les esperaba el Hidroavión para su traslado al Hospital Regional de la ciudad de Iquitos. Una vez allí posterior a la transfusión de tres unidades de sangre, le practican una intervención quirúrgica (Histerotomía) para la extraer la placenta y salvarle la vida.
Por su parte, la Obst, Milagros F. Lozano de la IPRESS I-1 Obrero, señaló que se siente feliz por lo resultados, pero que, sin importar las circunstancias, solo tenían como objetivo, salvarle la vida a la madre y su bebé. “Sabíamos lo complicado que era la situación y en ese momento, solo debíamos actuar, agradecemos el trabajo de todo el personal de salud, porque sin importar la hora, hicieron todo el esfuerzo posible para salvarle la vida a la madre y su pequeña, me siento feliz y orgullosa por el trabajo realizado con mis compañeros”, finalizó la Obst. Milagros.

Artículo anteriorMás de 30 niños prematuros nacen al mes
Artículo siguienteMDSJB informó sobre el desabastecimiento inminente para la disposición final de residuos sólidos