• Mencionó el presidente saliente de la junta de fiscales de Loreto, al hacer un balance de su gestión.

 

El Dr. Alberto Niño de Guzmán se enfocó en algunos avances obtenidos durante los años 2017- 2018.
“En el año 2017 ingresaron 16, 440 denuncias penales de las cuales fueron resueltas 13,300. Un 83.45% de la carga penal. En el 2018 ingresaron 19,442 denuncias, resueltas 10,883. Un 55.91%.
Son datos proporcionados por la oficina de estadística del ministerio público de Loreto que revelan que mensualmente a la fiscalía ingresan 1,500 nuevos casos penales. Y también denota el trabajo y esfuerzo que realizan los fiscales para afrontar la carga procesal.
En estos dos años los fiscales recibieron 35,486 casos y de esos culminados 24,272. Hablamos de miles de investigaciones. En el año 2017 se han logrado 764 sentencias pénales. De ellas 703 han sido condenatorias. En el 2018 se han obtenido más sentencias. 1,115 sentencias penales y de ellas 1,307 condenatorias. Significa un alto grado de acierto de los fiscales.
En el 2017 las fiscalías penales han requeridos 103 prisiones preventivas, de estas 89 han sido declaradas fundadas. En el 2018 se incrementaron con 148 prisiones preventivas, de las cuales 137 fueron declaradas fundadas. En promedio de cada 100 prisiones preventivas que solicita la fiscalía 93 son concedidas por el poder judicial.
A inicios del año 2018 solicité a la fiscalía superior coordinadora nacional especializada en delitos de corrupción de funcionarios, la reorganización de las fiscalías provinciales anticorrupción de Iquitos y Nauta por performance. Actualmente anticorrupción cuenta con nuevos fiscales provinciales y su desempeño ha mejorado notablemente.
Hay que advertir que en el 2018 casi han triplicado sus sentencias condenatorias. Albergo mucha esperanza en el desempeño de su trabajo y que estén a la expectativa de la sociedad loretana. Hemos trabajado y seguiremos trabajando con el poco presupuesto existente.
El ministerio público atraviesa una seria crisis a nivel nacional, deseamos que el ministerio público retome el camino de unidad para que de esa forma se siga trabajando adecuadamente. Saludo la medida que ha tomado el fiscal de la nación de restituir en sus puestos de trabajo a los dos fiscales que habían sido removidos a fin de año.
He dado todo de mí para afrontar el reto y la responsabilidad de estar al frente del ministerio público. Ha sido un honor servir en la presidencia de la junta de fiscales. Todo lo bueno que ha ocurrido es gracias a ustedes y todo lo malo que pasó, ha sido mi responsabilidad”, expresó Niño de Guzmán, arrancando aplausos y algunas sonrisas de los presentes.