Nuevo derrame petrolero en la zona de Manseriche

  • A una semana que se realice el encuentro de las comunidades indígenas con la PCM.
  • Líder indígena Awajun, Ismael Pérez Pecsa, también dio a conocer que en esa zona existe “hartísimos” casos de VIH.

Estuvo ayer en la oficina de la dirección regional de salud para dar a conocer esa y otras preocupaciones del sector. También hablaría sobre el derrame de petróleo registrado el último 18 de junio. El líder indígena también ocupa un espacio dentro del cuadro de asesores de las cinco cuencas que han venido promoviendo el diálogo con la PCM para este 27 y 28 de junio en San Lorenzo, Datem del Marañón.
“El derrame se ha registrado en la comunidad de “Nuevo Progreso” ubicada entre el Lote 192 y Lote 5 (estación Flores) Ramal Norte. Es más grande que el derrame de “Santa Rosa”, se ha roto la tubería por la parte de abajo, de manera subterránea. La fuga y fuerza del petróleo sale rompiendo a la tierra, eso es por la antigüedad del oleoducto. Ahora no van a decir que los comuneros lo han hecho ¿cómo van a romper por debajo de la tierra?
Lo que preocupa es que se ha dado cerca de la quebrada Saramiriza, puede entrar al río y afectar al pueblo, a unas 26 comunidades del distrito de Manseriche, “Puerto Elías”, “Acapulco” y San Lorenzo. Se espera que este 27 y 28 de junio en reunión con la PCM, ellos entiendan de lo viejo que está el oleoducto, que se debe renovar o por lo menos, las partes donde están más dañadas, de lo contrario vamos a vivir en constantes conflictos sociales frente a cada derrame que nos contamina”, señaló Pérez, agregando que no se oponen a la actividad petrolera, pero que se tiene que hacer con responsabilidad.
PREOCUPA TREMENDAMENTE INNUMERABLES CASOS DE VIH EN ZONA INDÍGENA.
Aparte de querer un diálogo con el gobernador de Loreto sobre la actividad del 27 y 28 de junio con la PCM, expresó que deseaba conversar con el nuevo director de salud, Percy Minaya León, para darle a conocer sobre el VIH que viene generando mortandad en la población indígena.
“Estamos muy preocupados porque de 100 personas 80 tienen malaria, pese a que existe un presupuesto grande para tratar y disminuir esa terrible enfermedad que a varios hermanos los ha enviado a la muerte.
Luego que hay “hartísimos” casos de VIH a nivel de la provincia de Datem del Marañón, en la zona de Condorcanqui están peor. Es un problema que llegó desde la zona occidental. Por la actividad petrolera llega mucha gente de afuera y arrastran esas enfermedades que luego en relaciones con algunos de la zona, son transmitidas.
Como nunca ha sido controlado ese mal en la comunidad, éste ha empezado a regarse. La gente que llega del occidente por negocios frente a la actividad petrolera, tienen relaciones y eso ha conllevado al suicidio de los pueblos.
Frente a eso (VIH) casi nada se ha hecho en el tema de salud. Hay cambio de director, pero no cambia nada, acá es un tema presupuestal y de actitud, saber llegar a las poblaciones olvidadas por este gobierno”, habló Ismael Pérez Pecsa.

Comments are closed.