Nuevo año escolar

  • Con la educación, métanse todos.

 

 

 

Por: Adolfo Ramírez del Aguila.

Docente de Educación Secundaria


 

Hoy lunes 13 de marzo, más de 8 millones de estudiantes de todo el país, inician su vida escolar. Los agentes educativos somos conscientes de la gran expectativa social que genera el inicio de un nuevo año escolar, más aún con la gratuita propaganda que nos ha hecho el colectivo “Con mis hijos no te metas”. La educación en nuestra región de Loreto, tiene el agravante de estar nuevamente en los últimos lugares de la prueba internacional PISA y de la prueba nacional ECE. El bajo nivel de calidad educativa, con leves señales de mejoría, debe de ser el motivo fundamental para seguir apostando por una salida a la crisis.

A nivel de gestión administrativa regional, los cambios intempestivos y hasta el cese arbitrario de la mayoría de los directores de UGEL seleccionados bajo un estricto criterio meritocrático, como manda la Ley de la Reforma,  salpica de cierta suspicacia a la gestión del gobernador de Loreto, dando la impresión que los intereses partidarios son más importantes que los criterios técnicos profesionales a la hora de designar a un funcionario educativo. El posible retorno, bajo orden judicial, de los directores de instituciones educativas que fueron cesados hace dos años, también crea un cierto ambiente de incertidumbre en los manejos de liderazgo, necesarios para que una escuela logre su despegue hacia mejores niveles de estándar educativo.

Al iniciar este nuevo año escolar, se constata, que aún  las dificultades son más gravitantes que las fortalezas. A pesar de este desalentador panorama, los maestros de aula abogamos por un destino mejor, poniendo como centro de nuestras atenciones educativas a nuestros niños, adolescentes y jóvenes de la Educación Básica Regular. Seguimos esperando los cambios, sintiéndonos parte activa del proceso.

Seguimos esperando, por ejemplo, la promesa del presidente de la república de aumentar el presupuesto en educación y elevar el alicaído sueldo de los profesores.  Seguimos esperando también, que el gobernador regional de Loreto,  priorice los pocos recursos humanos y materiales, para mejorar el pauperizado sector y no se estén malgastando para dividir sindicatos o promocionar enfrentamientos con los alcaldes. Seguimos esperando que el director de la DREL, afine estrategias pedagógicas y logísticas, para que todas las escuelas, en especial las más alejadas de nuestra región, tengan todo lo necesario para un mínimo y digno año escolar y no sólo para el bullicioso “Buen inicio”. Seguimos esperando, que los directores de las UGEL, no sean simples aplicadores de lo que manda el ministerio, ni encargados de hacer “caja chica” para pagar deudas de alguna campaña electoral pasada, sino que sean los líderes que tomen decisiones trascendentales sin tener que esperar órdenes del patrón de turno.

Seguimos esperando que nuestro  sindicato de los maestros, sea la reserva moral para exigir cero corrupción y mayor compromiso con la educación pública. A propósito, nuestro Sute Maynas, atraviesa una de las etapas más vergonzantes con tufo de traición a la institucionalidad y a los principios del sindicalismo combativo. Tenemos un nuevo dirigente sindical provincial, que llegó a ese puesto con nada transparentes estrategias de obtención  del poder; tanto es así, que logró capturar la secretaría general aliándose descaradamente con la patronal. Si es que las instancias penales no hacen justicia a la verdadera representante elegida en sufragio democrático, la profesora Julissa Rondón, el profesor  César Coral continuará usurpando el cargo. Con un dirigente gremial así, nos esperan tres años de inmovilismo sindical, ya mostrados en el proceso de contrato 2017.

En este nuevo año escolar, seguimos esperando que los directores de las instituciones educativas, asuman un liderazgo de verdad y no sean reyezuelos autoritarios, como si fueran dueños de las instituciones educativas. Seguimos esperando docentes de aulas (me incluyo), que dejen de improvisar una sesión de clase y se preparen permanentemente para asumir la tarea más delicada que el pueblo y el Estado les confían: estar en el aula, para educar y hacer la revolución cultural, social y científica que tanto espera la región Loreto y nuestro país, camino a su bicentenario.

Seguimos esperando que nuestros padres de familia dejen de pensar que la educación es solo tarea de la escuela. Con estas protestas bullangueras en contra de la ideología de género, los padres como nunca se preguntan sobre su rol en la educación de sus hijos.   Si a la escuela se le acusa burdamente de “homosexualizar” a sus hijos, que ellos entonces entren a tallar en la educación sexual integral sin esperar que la escuela lo haga todo. El pedido de: “Con mis hijos no te metas” que no sea un simple slogan de los manipuladores fundamentalistas y homofóbicos, a quienes poco o nada les interesa la calidad de la educación.

Finalmente, seguimos esperando que los alumnos y alumnas sean los verdaderos protagonistas de su propia educación, que se dediquen a estudiar, a investigar, a construir aprendizajes, a practicar valores, a ser mejores. “Estudiantes” viene de: “estudia-un-día-antes” y no a última hora.

Que en este nuevo año escolar, Dios nos acompañe en esta hermosa cruzada de la educación, para hacer de nuestra región, un Loreto competitivo a todos los niveles.

Que Jesús, maestro de maestros, nos ilumine en esta hermosa vocación, en este verdadero apostolado, poniendo el hombro de todos los agentes educativos, para que la vuelta al cole, sea una nueva oportunidad aprovechada y no un lamento más. Jesús Maestro ¡ayúdanos! Amén.

 

 

Comments are closed.