Nuevamente quejas por contaminación en relleno de desperdicios

  • Autoridades responsables de velar por dichas reservas deben investigar a fondo.

Enhorabuena que desde hace poco se esté hablando de un nuevo relleno sanitario para la ciudad. Y esto porque la contaminación que actualmente se registra a la altura del km 30-31 del eje carretero Iquitos-Nauta, sencillamente es insoportable. Aunque muchos ya se han acostumbrado a ello.
Empezando por los poblados vecinos que de una u otra forma ya se han acostumbrado a ello. Las imágenes obtenidas hace unos días preocupan puesto que la conocida contaminación, propiciada incluso por una concentración grande de residuos hospitalarios (claramente se distinguen en bolsas rojas); continúa como una amenaza latente para una de las principales reservas de Loreto, como es la “Allpahuayo Mishana”.
Un canal de aguas negras que fluye a través de dos tubos, derivan aquellos líquidos putrefactos a la zona antes mencionada, por lo que se hace urgente una visita de oficio de la fiscalía de prevención del delito.
Y no solo eso, el instituto encargado de velar por la pulcritud de la reserva amazónica, tendría que hacer un recorrido veloz a la zona para verificar el presunto delito de contaminación que se estaría registrando nuevamente por el lugar.
El empresario propietario del relleno Llems Bruner, ha salido a decir que no existe contaminación pese a los videos que se han sacado. Por lo que sería muy oportuno que él mismo, acompañado de representantes del IIAP y la fiscalía de prevención, visiten la zona y saquen sus propias conclusiones.

Comments are closed.