“Nuestros pacientes están en un grande y grave riesgo de muerte”

  • Expresó la Lic. Enf. Olga Culqui, secretaria general del sindicato unificado de enfermeras del hospital regional.
  • Ayer buscaría diálogo con la fiscal decana del ministerio público. Ya no tiene otra salida ante todo lo que observa en ese nosocomio.
  • Paciente del área de Hemodiálisis se desangró por no contar con una línea apropiada conectada al catéter.
  • ¿Hasta cuándo van a seguir exponiendo así a los pobladores de escasos recursos?

Antes de ser director del hospital regional, el gíneco obstetra Galo Gastelú Arévalo tuvo un roce grande con los profesionales de enfermería, se habló que se quería inmiscuir en sus conocimientos y que daba preferencias a las obstetras. Luego dijo que había duplicidad de tareas en maternidad entre obstetras y enfermeras; sin embargo, su más craso error -sin duda- ha sido la decisión equívoca de “desbaratar” lo poco que se había avanzado en cuanto a tratamiento del cáncer en Iquitos.
A todo ello, ayer se conoció que en el departamento de Hemodiálisis se venía exponiendo a los pacientes que son unos de los más vulnerables en el sector salud, al contar las máquinas del área con líneas o fibras de mala marca lo que ha afectado preocupantemente a una paciente. Una joven de iniciales C.F. a quien este medio de comunicación la espero hasta que concluya su diálisis para que cuente si era real lo que pasaba.
“Sí, es verdad, creo que la unión se llama “lúmina” porque así escuchaba cuando me dializaban en Lima. Es como la unión entre el catéter con la vía que está en la máquina. Tiene como una rosquita y esa se abre y se cierra cuando acaba la diálisis. Se ha hecho una rajadura y por eso la han amarrado y por ahí salía algo de sangre.
No me había dado cuenta y cuando llegué a casa, me vi que estaba sangrando, retorné de inmediato para que me arreglen acá en el departamento. Ahora mismo me han colocado un amarre con material del guante quirúrgico, no han cambiado las vías, eso puedo contar”, señaló la paciente.
HABLA LA LICENCIADA OLGA CULQUI.
“Estamos preocupados por todo lo que viene pasando con los pacientes del hospital regional, es por ello que hemos decidido ir a dialogar con la fiscal decana del ministerio público, quizá ella pueda oírnos y hacer algo.
Se adquirieron 3 mil líneas para el área de hemodiálisis al parecer de muy baja calidad. Se le informó al director de lo que estaba pasando con ellas a fin que las retire. En esos casos (sangrado causado a paciente) lo que se hace es llamar a almacén y farmacia para que los retiren. Pero más bien llegó el proveedor a ver las vías. Esto ocurrió el 15 de abril. Luego el 2 de mayo nuevamente el responsable del área dio a conocer el problema que tenían con las vías, que deben ser retiradas delicadamente con la mano, ahora tenían que hacer un “truco” para usar pinzas o alicates.
Goteaba la sangre y se corre el riesgo que ingrese aire, bacterias, nuestros pacientes están en un riesgo inminente de muerte grande y grave, eso no entiende el director. Ha pasado abril, mayo, junio sigue y están utilizando esas líneas. Ahora se rompió una pieza y le ponen para la unión del catéter y la línea, material de guante quirúrgico. Por Dios, eso no se ha visto jamás.
Además, a la doctora de la fiscalía le diremos que pensamos en que hay inacción de parte del fiscal que vino el pasado 3 de mayo a ver la calidad de líneas. Dijeron que den 7 días, pues ya han pasado demasiados y se siguen utilizando las líneas, no han comprado otras. Además, no tendrían que comprar, sino que el proveedor vea lo que ha entregado y entregue de buena calidad”, declaró Culqui.
Se pudo conocer que la empresa proveedora tendría el nombre de “Roan” y que su representante sería un gínecoobstetra. Entonces es hora que el director, también, gínecoobstetra, dé solución a toda la tragedia por la que viene atravesando ese centro hospitalario referencial de Loreto.
(L.M.Herrera).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.