¿Nos olvidamos de ser felices?

Por: Pedro Nicanor Azabache de la Cruz

En algunos momentos de mi descanso, me puse a pensar en muchas de las actuales situaciones – condiciones, por las que atraviesan las personas y de las cuales no escapa este humilde pensante, e hice un escrito, relacionado a algo que preocupa y agobia a los habitantes de éste llamado, mundo moderno, «Lograr la felicidad».
En esa primera parte me réferi a que todos nosotros en algún momento esperamos ser felices, sea por la bendición de un ser supremo, porque la «suerte» nos acompaña o por nuestro propio esfuerzo, pero el objetivo indudablemente es tratar de encontrar la mejor forma de vida, traducida ésta en lo que conocemos como « la felicidad».
Este tema de extrema repercusión en la persona, ha sido y es tratado por entendidos en la materia desde mucho tiempo atrás, se continúa tratando  en los tiempos actuales, pero es notorio y preocupante que a medida que pasa el tiempo, la posibilidad de convivir con la «felicidad» es más lejana.
A este respecto, SURYAVAN XOLHAR, escribe: Las tres etapas para la realización de las personas son:
Ø    El éxito: Es la realización en el mundo externo, material, pasajero.
Ø    El triunfo: Es vencerte a ti mismo, transformar tus vicios en virtudes, es conquistar tu mundo interno.
Ø    La victoria: Es espiritual, tiene relación con tu ser y el ser universal, cuando conoces lo eterno, la verdad en cada lugar, persona o cosa.
Según,  TAL BEN SHAHAR, quien dictara el curso «Mayor felicidad», en la universidad de Harvard, señala 13 Consejos clave, para mejorar la calidad de nuestro estado personal y que contribuyen a la generación de una vida positiva, los cuales son:
1. Practica algún ejercicio: caminar, ir al gimnasio, yoga, natación, etc. Los expertos aseguran que hacer ejercicio es igual de bueno que tomar un antidepresivo para mejorar el ánimo, 30 minutos de ejercicio es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés.
2. Desayuna: algunas personas se saltan el desayuno porque no tienen tiempo o porque no quieren engordar. Estudios demuestran que desayunar te ayuda a tener energía, pensar y desempeñar exitosamente tus actividades.
3. Agradece a la vida todo lo bueno que tienes: Escribe en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad. Cuando hacemos una lista de gratitud nos obligamos a enfocarnos en cosas buenas.
4. Sé asertivo: pide lo que quieras y di lo que piensas. Está demostrado que ser asertivo ayuda a mejorar tu autoestima. Ser dejado y aguantar en silencio todo lo que te digan y hagan, genera tristeza y desesperanza.
5. Gasta tu dinero en EXPERIENCIAS no en cosas: Un estudio descubrió que el 75% de personas se sentían más felices cuando invertían su dinero en viajes, cursos y clases; mientras que sólo el 34% dijo sentirse más feliz cuando compraba cosas.

6. Enfrenta tus retos: No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Estudios demuestran que cuanto más postergas algo que sabes que tienes que hacer, más ansiedad y tensión generas. Escribe pequeñas listas semanales de tareas a cumplir y cúmplelas.
7. Pega recuerdos bonitos, frases y fotos de tus seres queridos por todos lados: Llena tu refrigerador, tu computadora, tu escritorio, tu cuarto. TU VIDA de recuerdos bonitos.
8. Siempre saluda y sé amable con otras personas: Más de cien investigaciones afirman que sólo sonreír cambia el estado de ánimo.
9. Usa zapatos que te queden cómodos: Si te duelen los pies te pones de malas asegura el Dr. Keinth Wapner, Presidente de la Asociación Americana de Ortopedia.
10. Cuida tu postura: Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia enfrente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.
11. Escucha música: Está comprobado que escuchar música te despierta deseos de cantar y bailar, esto te va a alegrar la vida.
12. Lo que comes tiene un impacto importante en tu estado de ánimo: Comer algo ligero cada 3-4 horas mantiene los niveles de glucosa estables, no te saltes comidas. Evita el exceso de harinas blancas y el azúcar. COME DE TODO! Varía tus alimentos
13. Arréglate y siéntete atractivo(a): El 41% de la gente dice que se sienten más felices cuando piensan que se ven bien. ! Ponte guapo(a).
El sicólogo Roberto LERNER, afirma que el Perú, es el país menos feliz de Sudamérica pues el problema serio que tienen los peruanos es en relacionar la felicidad individual con el conjunto, ésta es la explicación de nuestra «infelicidad». Basa su afirmación en un estudio que realiza a los jóvenes de la CADE Universitaria y en los que, a la pregunta de, cual es la virtud que más han practicado, casi todos hablan de «iniciativa» y «creatividad», y cuando le preguntaron, cual es la que menos han ejercido, responden «alegrarme por el éxito ajeno». La gente aun siente que el éxito ajeno, es una derrota personal, no tanto por mala leche o envidia, sino porque sentimos que si alguien gana algo, es porque nosotros lo hemos perdido, porque nos lo han robado; agrega LERNER.
Si analizamos el pensamiento de solo éstos tres especialistas, podríamos bien preguntarnos, que estamos haciendo nosotros para lograr nuestra felicidad? la de nuestros hijos y la de nuestros seres queridos?, para relacionarlo sólo con nuestra familia, porque bien podríamos también relacionarlo con nuestros semejante más cercanos, con los que según LERNER, resulta  mucho más difícil.
Nos preguntaríamos entonces, ponemos en práctica alguno de los consejos claves de TAL BEN SHAHAR,?, nos consideramos cuanto menos exitosos, según los pensamientos de SURYAVAN XOLHAR, hacemos el intento por «alegrarnos por el éxito ajeno», superando lo que explica Roberto LERNER?.
Por los hechos que vemos, vivenciamos y compartimos a diario en nuestro hogar, nuestro trabajo e instituciones, nuestra comunidad y sociedad en general; podríamos afirmar que no estamos haciendo mucho por lograr nuestra felicidad, y para corroborarlo solo bastaría preguntarnos, cuidamos nuestra persona y nuestra personalidad?, somos amables?, somos asertivos? y finalmente nos alegramos del éxito ajeno?, o hacemos solo lo que en alguna oportunidad escribiera:
«En muchas oportunidades, hemos abierto los brazos, esperanzados que la felicidad llegue y regocije nuestras almas. Equivocados? o sedientos de aplacar los anhelos y esperanzas que día a día albergamos en nuestros corazones. ?….. pero es solo ésto suficiente?.
Dejo esta pequeña reflexión para que empecemos a mejorar nuestras vidas y en alguna oportunidad logremos la felicidad, producto de un buen entendimiento en el hogar en nuestro trabajo e instituciones y la sociedad en general.

Comments are closed.