-La semana Jacques Tati

Raros son los cineastas que, con tan pocas películas en su haber, han testimoniado con tanta fuerza y pertinencia las grandes evoluciones de la identidad francesa. Jacques Tati realizó sólo seis largometrajes y tres cortos en más de cuarenta años y, sin embargo, no paró de trabajar, guiado siempre por la obsesión de inventar, concebir, escenificar gags.

A este director se puede apreciar en todo su esplendor gracias al cine club que viene realizado la Alianza Francesa, quienes han preparado la semana de Jacques Tati , quien por cierto es un cineasta burlesco, en la tradición de Keaton, Laurel y Hardy o Mack Sennett, a quienes él tanto admiraba. Trabajo, trabajo y trabajo. Pero ¿y que vemos en las películas de Tati? La fiesta (Día de fiesta, su primer largometraje), las vacaciones (Las vacaciones del señor Hulot), una insólita familia con un tío lunático (Mi tío), las idas y venidas más estrambóticas en un mundo futurista pero ya presente: Playtime. Y así sucesivamente, con Tráfico y Zafarrancho en el circo. Tati se empeño toda su vida en hacernos reír y reflexionar. Tati cineasta burlesco, Tati filósofo, su obra es genial, generosa y universal.

 

Para todos los cinéfilos de Iquitos, las proyecciones se realizan a las 8 de la noche, en el teatrín de la Alianza Francesa; todas las películas tienen subtítulos en español, el ingreso es libre. Para hoy viernes 22 Playtime – 1967, cuya historia trata sobre un grupo de turistas americanas que hacen un viaje por Europa, que prevé la visita de una capital por día. Al llegar a París, se dan cuenta de que el aeropuerto es exactamente igual al de Roma, de que las carreteras son idénticas a las de Hamburgo y que las farolas guardan un curioso parecido con las de Nueva York. En resumidas cuentas, el escenario no cambia de una ciudad a otra. Y ya que no pueden conocer París, se conformarán con pasar veinticuatro horas con parisinos de verdad, entre ellos el señor Hulot.

 

Para el sábado 23 Trafic (Tráfico) – 1971, El señor Hulot es diseñador de vehículos de una empresa de automóviles que ha sido invitada para participar en una importante exposición del motor. Hulot, que ha diseñado un peculiar vehículo que se convierte en una casa con ruedas, tendrá un accidentado viaje hasta su destino. Y para concluir con esta semana, la cual se inicio el pasado 18, el lunes 25 Parade (Zafarrancho en el circo) – 1974, un público heterogéneo toma asiento en el circo, impaciente por que empiece el espectáculo. “el señor Loyal” da la bienvenida a todos. Acróbatas, payasos y cantantes salen para entretener al público. Sin embargo, el espectáculo acaba demasiado pronto, y dos niños pequeños se dedican a explorar detrás del escenario. (MIP)