Sostuvo Anthony Ruiz, quien la semana pasada fue intervenido por la policía en su domicilio.


Está libre y siente que su honra fue manchada por una mala información que la Policía Nacional del Perú dio a conocer a los medios de comunicación.
El último fin de semana Anthony Ruiz Freitas (29), fue intervenido en el interior de su domicilio ubicado en la calle Freyre, cuadra 7, acusado presuntamente de estar ofreciendo una motocicleta clonada a través de las redes sociales.
Sin embargo, Anthony Ruiz, dijo a este medio de comunicación que se sintió completamente sorprendido y que no tuvo ningún reparo de hacer ingresar a la Policía Nacional al interior de su domicilio porque no tenía temor de nada y nada malo estaba haciendo.
En su defensa Anthony señaló: “Con tanto esfuerzo uno se compra un vehículo y luego se ve envuelto en estos temas. Al momento de hacer la compra me citaron a un lugar. Yo fui al domicilio de la persona a la que le compré la moto Wave. Yo junté los 3,500 soles, me dijeron que la moto estaba ahí.
Me mostraron una tarjeta de propiedad, código de número de placa ante los registros de la Sunarp. Yo me dije, como ésta es una casa familiar que voy a desconfiar. Cuando tú haces una compra te vas directamente a la casa del propietario. Se hace el requerimiento”, señalaba Anthony.
El joven dijo que fue una grosera equivocación de la policía acusarlo de receptador. Anthony Ruiz, precisó qué sin pensar todo eso, compró la moto. La llevó a su casa porque la había comprado e incluso se puso a pasear en la moto sin ningún tipo de preocupación porque la había adquirido de manera aparentemente legal.
“La moto utilicé como cualquier persona puede utilizar un vehículo cuando lo adquiere de una forma legal. Utilicé la motocicleta para hacer mis cobranzas, incluso en un operativo la policía de la unidad de las águilas negras me intervinieron. Les entregué mis documentos y no me hicieron ni qué tipo de problema.
Últimamente yo estaba pensando regalarle la moto a mi hermana, pero como no la quiso publiqué en el Facebook para venderla. Luego de la publicación dos señores efectivos de la policía, qué no parecían que eran policías, vinieron a mi casa y les hice pasar. Para que vean que todo era legal, les entregué la tarjeta de propiedad y dejé que miren el número de chasis porque yo no sé nada de esas cosas. Cuando uno se compra una moto se ve si la tarjeta de propiedad está registrada en la Sunarp, si está a nombre de la persona y listo. Yo no tenía ningún problema, pero minutos después los señores me vienen a decir que la moto es clonada. Como tengo la otra moto, la Crypton, qué es de mí uso personal, miran a las dos motos ahí y me dicen que las dos motos eran clonadas.
Yo no tenía porqué pelearme con la autoridad, me dijeron para ir a la comisaría y fui. Yo no tengo nada que esconder. Primero verificaron la Crypton, no tenía ningún antecedente de nada, ni era clonado, no tenían denuncia por robo, nada. Esa moto estaba completamente limpia. Luego verificaron la Wave, ahí sí me dijeron que la moto era clonada.
Yo no sabía qué hacer, me chancaba la cabeza diciendo en qué momento vine a parar acá. Cómo no sabía nada de clonación y de números de serie de regrabados, me quedé frío. Una persona común y corriente compra un vehículo y lo primero que pide es la tarjeta de propiedad y que todo esté en regla”, precisó.
Anthony Ruiz siguió contando la mala experiencia que le tocó vivir. “Pero menos mal yo tuve toditas las conversaciones y las fotos antes de la compra. Cuando uno se compra algo hay que tener pruebas. Siempre se tiene que tener en cuenta eso, cualquier cosa pasa, algún problema, entonces ahí están las pruebas. Yo soy realmente el agraviado.
Estoy pasando por una persona que se dice que acostumbra a hacer eso y no soy esa clase de personas, no robo, ni hurto, ni nada. Solamente me dedico a mi trabajo. Aparte que soy estudiante del Ipae en administración, estoy juntando la plata para poder pagar mis estudios y a eso me dedico. Soy una persona honesta, soy un estudiante y menos mal que tuve mis pruebas contundentes. Todo esto presente junto a mi abogado y ahí terminó todo. Yo estoy libre, estoy en mi casa. Yo no sé cómo la policía pudo enviar una información a los medios de comunicación, sin antes hacer un buen trabajo. A mí me dañó todo esto. Por eso voy a proceder conforme a ley”, finalizó Anthony Ruiz.
El joven lo único que pide es que la policía no filtre información que no sea verídica al momento de una intervención. Indicó que muchas veces les califican de lo peor, sin saber lo que realmente es la verdad. (C. Ampuero).

Artículo anteriorPrimera Cumbre Agraria 2021 realizada en Loreto culmina con éxito
Artículo siguienteCon arma de fuego, delincuentes se llevan dinero en efectivo y más de 35,000 soles en joyas