• Padre Raymundo Portelli, de la parroquia San Martín de Porres
  • Al usar la mujer la píldora “no se puede saber si utilizará como anticonceptiva o abortiva”
  • Para disminuir embarazos no deseados tienen que trabajar unidos la parte médica, técnica y educativa “es un proceso de cambio de mentalidad”

IMG_9988

Una orden judicial ha dado al Ministerio de Salud (Minsa) un plazo de 30 días para redistribuir el fármaco conocido como la “píldora del día siguiente” que en su denominación médica es el Anticonceptivo Oral de Emergencia (AOE). La medida cautelar fue dada por el Primer Juzgado Constitucional de Lima. A partir de este anunció empezó el debate.

En Iquitos abordamos este delicado y sensible tema con el padre Raymundo Portelli, de la parroquia San Martín de Porres, quien además es médico cirujano de profesión, por lo que la explicación de la posición de la Iglesia Católica, resultó muy didáctica, de reflexión espiritual, filosófica y técnica en el marco de lo educativo, también.

“La posición de la iglesia es clara, la píldora del día siguiente no se debe dar, ni gratuitamente, ni en venta, nada, porque puede actuar como abortiva”, manifestó el padre Raymundo luego de una extensa explicación biológica que se resume en lo que después dijo. “Los médicos, la mayoría dicen porque es persona humana una vez que se pega, no antes, ahí está la discusión ética y filosófica, eso no entra en la medicina, vayan donde los jueces y por los filósofos al final no sé quién votar.

El tema es claro “no se puede solucionar la sobrepoblación matando un inocente. En qué momento es persona. La concepción en la constitución dice concebido, sí, pero en qué momento es concepción? Es cuando el esperma llega al óvulo como dice la Iglesia? O cuando el producto, la célula se pega al útero como dice el mundo médico. Es una discusión, quién va decidir esto, no lo sé”

Agregó: “Al final tenemos que discutir una posición genética, pasándose sobre los genes. La posición de la Iglesia que somos persona desde la fertilización, desde que el esperma llega al óvulo, y puede ocurrir 12 horas después que ocurre un momento de amor entre hombre y mujer. Y la píldora yo lo puedo dar a los 3 días, luego de 72 horas, entonces ya ocurrió la fertilización”

Reconoció que “es un tema de discusión, al final obviamente van a decidir los legisladores, o el juez que tiene que dar su último fallo o decisión, al final lo legal no siempre es ético”

Muy a su estilo conciliador, aunque firme en su posición espiritual religiosa, el reverendo Portelli, señaló: “Invocó apelar a la planificación familiar, a la responsabilidad, educación, y les hablamos claro, venimos dando preservativos, anticonceptivos, desde cuándo? Y gratuitamente. Está funcionando? Está reduciendo el número de embarazos no deseados como dicen? No, no están disminuyendo.

La cosa no es simplemente dar un preservativo, o una pastilla. Es educar. Es educar en educación sexual, que no es como aplicar la pastilla o la inyección, o es usar el preservativo, es autoestima, respeto, conducta, las maneras (costumbres), las familias. Queridos si no vamos a trabajar unidos la parte médica, técnica y educativa, no va funcionar la cosa, aquí es un proceso de cambio de mentalidad, empezando desde la casa, desde el hogar”. (D.López) 

Artículo anteriorPeritos del juicio contra ex presidentes regionales Vásquez y Rivadeneyra abandonan su trabajo por falta de pago
Artículo siguiente“Existen intereses personales de otras organizaciones que se oponen a la creación del Parque Nacional Yagua”