“No se ha visto la voluntad política de solucionar los problemas en la zona petrolera”

  • Señaló Jorge Pérez, presidente de ORPIO.

Ayer estuvo en la mesa principal con los líderes indígenas, quienes, junto a sus pueblos, han decidido una paralización indefinida de toda la zona petrolera de Loreto. Desde el 5 de julio 2019.
“Se ha visto con claridad que el Estado no tiene voluntad política de atender los problemas ocasionados por la actividad petrolera. En remediación no se ha avanzado nada, filtra el petróleo por los cuerpos de agua, por los manantiales, sigue habiendo personas contaminadas con metales pesados, el sistema es pésimo en salud. Comunidades afectadas. El oleoducto nor peruano ya debiera haber iniciado su reparación.
Se ha tomado la decisión de no seguir impasible frente a ello. El diálogo se ha convertido en un asunto dilatorio, ello ya se ha evidenciado. Se acumulan las actas y no se resuelven. Es una estrategia dilatoria, ya nos hemos dado cuenta. Se ha tomado la decisión a pesar que nos dirán que somos intransigentes.
Este es un control y acción asumida frente a las amenazas y la vida de cientos y miles de personas, una jornada de lucha indefinida. Definitivamente hay que ver a fondo esa actividad, se viene lo que se llama un segundo boom de extracción de petróleo, 50 años más de actividad que contamina. Primero se debe resolver y ver qué superar para que no continúe.
En la jornada de lucha se bloquearán los ríos, cierre de estaciones en toda la zona petrolera. Incluso los de Curaray, Napo y Marañón, Ucayali. Llamar la atención al Estado y que no estén pensando en la represión, sino en dar soluciones, la represión ocasionaría criminalizar la lucha indígena. El Estado tiene logística suficiente para anunciar el inicio de las soluciones a los problemas. Así como hay presupuesto para la reconstrucción en el norte y la lucha en el Vraem”, declaró Pérez.

Comments are closed.