“No se ha cumplido con la agenda social por lo que se decidió suspender relación con proyecto Hidrovía”

*Expresó el presidente de ORPIO, Jorge Pérez, quien entregó documento haciendo conocer la posición de varias comunidades al director de transporte acuático.

Ayer en la mañana, en un céntrico hotel de Iquitos, se desarrolló el encuentro entre el representante de transporte acuático y los dirigentes de varias comunidades asentadas en la zona de influencia de lo que sería la Hidrovía. Quizá los representantes del proyecto no contaban con que un día antes el presidente de ORPIO y dirigentes de otras organizaciones, se habían reunido para hablar del tema y decidir suspender su relación con el proyecto, porque el gobierno no les habría cumplido con ninguno de los puntos plasmados en una agenda social.

“Ayer nos reunimos más de 25 dirigentes de Loreto y Ucayali, representantes de comunidades relacionadas con el proyecto de Hidrovía Amazónica. En el 2015 tuvimos una reunión de evaluación de avance de compromisos asumidos por el ministerio de transportes y otros para atender la agenda social como construcción de puentes, caminos, puertos, sistema de comunicaciones, titulación de tierras.

Pero en los últimos 3 años el MTC ha venido “meciendo” a las organizaciones, por eso el día de ayer hemos tomado la decisión de suspender nuestra relación con el proyecto de Hidrovía Amazónica y esto implicaría en el avance del estudio de impacto ambiental detallado. No podrá avanzar sin nuestra participación porque nuestra participación es directa en este proceso de elaboración del estudio de impacto ambiental.

Y se paraliza igual el plan de participación ciudadana y eso da pie a todos los talleres informáticos del estudio de impacto ambiental. En los talleres dados hay muchas quejas de los Apus, hay un maltrato en la parte logística, asistían de hambre y sin condiciones. Y por otro lado, la metodología del taller no ha ayudado a la mejor comprensión de todos los que han estado participando porque es un documento muy técnico y debería ser más intercultural, con lenguaje adecuado.

No han priorizado el enfoque intercultural que permita la comprensión de los hermanos indígenas, que no entienden muy bien el castellano. En el mismo documento que entregaremos estamos pidiendo que el Estudio de Impacto Ambiental sea sometido a un proceso de consulta, son más de mil páginas. En talleres de 2 o 3 horas no se puede entender, son insuficientes para conocer cuál es el nivel de impacto que va a generar. Mientras que en el proceso de consulta nos permite analizar concepto por concepto, entre otros temas.

Este no es un tema para tratar con tanta prisa, necesitamos tiempo y capacidades técnicas que nos ayuden a entender bien cuáles serán las medidas de contingencia ante el EIA frente a los temores que tenemos como el dragado y los perjuicios hacia el ecosistema. La sociedad loretana debe saber que un proyecto de envergadura no se puede resolver en un par de meses. Entonces lo que estamos pidiendo es una segunda consulta previa sobre el documento del estudio de impacto ambiental”, concluyó Pérez.

Comments are closed.