No se está priorizando la vida de las mujeres loretanas

  • Muchas van con tiempo a hacerse un despistaje de cáncer de cuello uterino.
  • Pasan los meses y sus muestras no son vistas por un patólogo, desde enero a julio 2020 hay como 100 tejidos que necesitan de un análisis.
  • Por eso cuando recién los analizan, se dan cuenta que el cáncer ya ha complicado otras regiones del organismo.

Antes de la pandemia todo era leptospira, dengue, malaria. Enfermedades endémicas que lógicamente también son una amenaza para la población regional. Luego llegó covid y malignamente se instaló en los sistemas de salud de todo el mundo. Loreto no queda exento.
Mas pocos son los que se preocupan por destinar un fuerte presupuesto al tratamiento del cáncer. Sobre todo, en Loreto. Acá miran al departamento oncológico del hospital regional como “el patito feo” de la huerta. Ni siquiera tiene presupuesto propio, el Minsa lo destina todo al nosocomio y de ahí va hacia oncología.
Muchos creen que Meléndez, el exgobernador de Loreto, fue el artífice de la creación del centro oncológico en Iquitos. Falso. Pudo mejorar quizá los ambientes, pero el verdadero creador del centro fue el reconocido doctor Francisco Bardales, fallecido en el año 2000.
El mencionado ambiente cuando se estaba encaminando, tuvo una caída grande al ser despedida la doctora oncóloga Mercedes Egües, el centro hasta ahora se viene recuperando de esa pérdida. Los actuales profesionales, con mucha sensibilidad social, hacen lo que pueden por sus pacientes.
¿QUÉ VIENE OCURRIENDO DESDE ENERO 2020?
Muchas mujeres llegan con inicio de lesiones precancerosas en cuello uterino, se hacen muestras de tejidos, pero el hospital regional no cuenta con un médico anátomo patólogo para que examine, por lo que las biopsias siguen haciendo largas colas en algún lugar del centro mencionado.
“El área de Anatomía Patológica es una pieza fundamental para nosotros. Contamos con 120 pacientes que se han sacado biopsia desde enero a la fecha, pero no hay el profesional que las analice y son personas humildes que no tienen recursos para acudir a un especialista. Están en espera del resultado de esa biopsia y como no se hace, el posible cáncer de ser incipiente puede pasar a convertirse en algo complejo.
Son lesiones precancerosas que se podrían evitar sencillamente con el procedimiento y conociendo su diagnóstico a tiempo. No puede ser que madres que dejan a varios hijos tras ellas, se mueran por cáncer de cuello uterino. Ellas están acudiendo oportunamente a hacerse sus biopsias porque así se los mandan desde las postas o centros de salud; pero si no se soluciona la falta del patólogo, ellas harán cáncer porque ya no van a volver, no tienen dinero”, nos contaron desde el interior del mencionado centro.
Por eso crece muchas veces la indignación al ver que se gastan millones de soles en la construcción de obras inservibles, en vez de dotar mayor presupuesto para salvar del cáncer a muchos loretanos.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email