“No concibo que a fines del año 2018 se hayan fijado audiencias para el año 2020”

  • Expresó el nuevo presidente de la CSJL Dr. Javier Sologuren Anchante, frente a la programación de audiencias de casos importantes en el poder judicial.
  • Instó a los jueces y trabajadores de la corte superior a trabajar para recuperar la confianza de la sociedad.

 

Ayer a las 8 de la mañana se dio inicio a la apertura del año judicial 2019, fue con el izamiento del pabellón nacional en la entrada principal de la sede central de la corte superior. Posteriormente, los magistrados y trabajadores de la corte superior se dirigieron hasta la parroquia San Agustín. Siendo que a las 11 de la mañana se inició la sesión solemne en el auditorio de la Corte Superior, sesión en la que se tomó juramento al nuevo presidente de la CSJL Javier Sologuren y al nuevo presidente de Odecma, Wilbert Mercado.
En dicha ceremonia estuvieron presentes trabajadores de la corte, jueces superiores titulares y provisionales, así como representantes de las FF.AA, gobernador de Loreto, autoridades civiles, monseñor de Loreto, alcalde de Belén y representantes de otros alcaldes. También representantes de la prensa y público en general.
El nuevo presidente de la CSJL inició su discurso agradeciendo a todos los presentes y a su señora madre, que físicamente ya no lo acompaña, pero que la lleva grabada en su corazón. Luego se dedicó de lleno a su discurso, posterior al discurso del presidente saliente Dr. Manuel Humberto Felipe.
“Son tiempos difíciles. Parece que no hace muchos años nos sacudimos de los momentos aciagos vividos en la época de la dictadura, donde algunos malos miembros del poder judicial realizaron hechos contrarios a los fines de la administración de justicia, y no terminábamos de recuperarnos y llegan los audios de la vergüenza que otra vez traen abajo lo poco que se había avanzado.
Sin embargo, el poder judicial debe rehacerse sobre la marcha y volver a la senda del servicio porque nos sentimos con la capacidad para participar activamente en la reforma de la justicia. Señores jueces y servidores del poder judicial, debemos tener siempre presente que estamos al servicio de la ciudadanía y como tal, somos la razón de ser.
No concibo un poder judicial que esté de espaldas a la ciudadanía, por eso insto a mis colegas a resolver con prontitud y justicia las causas que son remitidas a su jurisdicción, trabajando con mística, juntos y unidos sacaremos adelante a la CSJL y de esa forma contribuir al desarrollo del país.
Recuerden que un país justo es un país en desarrollo, no olvidar que el poder judicial es la reserva moral de un país, pero solo será así con jueces probos que respeten y hagan respetar la constitución y la ley. Señores jueces, hoy debemos tener presente más que nunca el juramento que hicimos al tomar posesión del cargo de magistrados, servir a Dios y a nuestra patria, dejando de lado intereses personales, actuando con vocación y transparencia. Devolviendo el rostro humano a la justicia, donde no debe haber espacio para la corrupción.
Será política de mi gestión las puertas abiertas a la comunidad, a la prensa, a la sociedad civil y a los miembros integrantes de la corte superior de justicia. Así como lo ha dicho en su discurso la autoridad regional y local; necesitamos estar unidos para el engrandecimiento de la región. Así, les pido a los jueces y servidores judiciales, unidad aunándome al pedido de unidad en el trabajo para con las demás autoridades políticas y militares.
En la lucha contra la corrupción, contra el feminicidio, contra la delincuencia común coadyuvando a tener en el futuro una sociedad moderna y desarrollada. Como dijo el presidente saliente, no contamos con presupuesto autónomo para ejercer una política de desarrollo como el mejoramiento de infraestructura y mayor número de órganos jurisdiccionales.
Sin embargo, gestionaremos ante el Consejo Ejecutivo del poder judicial a fin que se pueda satisfacer nuestras necesidades, las que serán debidamente sustentadas en aras de un mejor servicio a la comunidad en general, tal como un juzgado laboral en materia privada, un colegiado de juzgamiento permanente, una segunda sala civil mixta para con ello disminuir el letargo procesal que hoy mantenemos, pese al esfuerzo de los jueces, esto no ha sido posible disminuir la carga procesal como se esperaba.
Contaremos con una oficina de administración que gerencie y optimice recursos logísticos y humanos en beneficio de un manejo importante. Se promoverá a personal de carrera el mismo que estará bajo supervisión constante”, expresó el nuevo presidente, entre otras palabras de apoyo a la justicia en tu comunidad. También habló sobre expedientes electrónicos que se iniciarían en cuatro juzgados como el laboral, paz letrado, familia y sala civil. Así como su implementación en 4 provincias.
“Es deseo de este servidor contar con locales propios, pero más en la zona de frontera, señor gobernador, especialmente en “Ramón Castilla” Caballo Cocha que es la puerta de ingreso al Perú. Ubicar allá un Módulo de Justicia tal como obra en Requena. No solo infraestructura, sino capacitación importante para los servidores de justicia. Se coordinará con la Academia de la Magistratura para cursos que sean importantes y necesarios para el desarrollo de la labor jurisdiccional.
Hay un tema de fondo, mencionar la producción de casos resueltos. Insto a mis colegas a no mirar las metas como un freno a las descargas, pues a pesar que aún se puede producir mucho más, ello en algunos casos no ha estado ocurriendo así.
Señores jueces, tenemos un reto que es acabar con la morosidad procesal, no seamos reflejo de números, sino hagamos el mayor de nuestros esfuerzos para acabar con la morosidad procesal para lo cual se potenciará los órganos jurisdiccionales donde se ha detectado deficiencia en atención de los casos por resolver. No concibo que a fines del año 2018 se haya estado fijando fechas para audiencias para el año 2020, creando decepción en los litigantes, tanto en el área laboral como penal que eran las llamadas a liderar la descarga.
Necesitamos el compromiso de todos y cada uno de los integrantes de la corte superior, así como del ministerio público y los abogados defensores. Todos unidos lo podremos. Como dijo Arnulfo Romero: “Con mi nada y con tu todo, haremos mucho”. Pido a Dios nos ayude a cumplir con la tarea encomendada”, concluyó el actual presidente de la CSJL.

Comments are closed.