Niños afectados con el “mal de los reyes” necesitan ser vacunados

-Padre de familia lucha por conseguir medicamentos para sus hijos

-En Loreto existen 22 personas registradas con dicho mal.

Resulta sumamente doloroso observar a niños afectados con el mal mencionado quienes al menor golpe o falta de vacunación empiezan a mostrar moretones, malformaciones o aparición de abultamientos. No son los niños llamados de “cristal” pero sí de “sangre azul”, quienes por herencia adquirieron la Hemofilia es decir, con el faltante de un factor coagulante en la sangre.

Ayer se ubicó en el Hospital Regional al señor Medelú Saldaña Tuesta, junto a sus dos pequeños hijos que un día anterior recibieron la vacuna pero que necesitan de todo un tratamiento. “Ellos adquirieron la hemofilia de su mamá, si no son atendidos con las dosis necesarias se irán deformando, eso es lo triste por eso estamos acá para que nos atiendan con el tratamiento”, contó Medelú.

El padre de familia contó que el mal les fue detectado en el año 2006 y que desde ahí el Canal ATV hizo público su caso por lo que consiguieron apoyo del Estado, mas ahora último este se está viendo retrasado por lo que las personas (22 en Loreto) se están viendo perjudicadas. “La hemofilia es conocida como la enfermedad de los reyes, o de sangre azul, los pequeños no pueden sufrir ningún golpe porque las articulaciones se malogran, por eso ahora mis hijos están llenos de moretones porque les falta la dosis necesaria.

Existe en el Perú una asociación de Hemofilia que se conformó al registrarse los diversos casos, el gobierno atendió en principio pero ahora es de manera restringida. En Lima se les atendió en el Hospital Dos de Mayo, luego se comprometió a través del hospital regional el enviar el Factor 8 necesario para vacunar a los niños, pero ahora desde hace 3 meses que no reciben el tratamiento, recién ayer les vacunaron pero necesitan de un tratamiento sostenido que es difícil conseguir, si las autoridades apoyaran para el tratamiento sería diferente”, reiteró el padre de los menores.

Comments are closed.