Ni una menos

Nuevamente las calles serán el escenario para decir que estamos en contra de la violencia hacia la mujer. Será a través de la campaña denominada Ni una menos, o como también se escribe # Ni una menos, que miles de personas, en su mayoría mujeres, mostrarán su indignación por los actos de violencia en contra de quienes dan vida y es justamente la vida que pierden, ante tantos golpes físicos y psicológicos.
Las estadísticas hace mucho tiempo que colocan a la mujer en situación de vulnerabilidad frente a los miles de casos y a lo que se suma el Feminicidio reconocido por nuestro Código Penal, que también lo sanciona. Miles de mujeres ya han perdido la vida, y todavía se siguen sumando casos.
Hace unos días en nuestra ciudad recibimos la noticia del asesinato de dos mujeres, una la conviviente y la otra la prima que salió en defensa enfrentando al criminal, que cual actitud cobarde terminó suicidándose. Ya no está para ser juzgado, pero dos jóvenes mujeres ya no están para seguir luchando por sus hijos y por ellas mismas.
Nada más doloroso puede haber que dos inocentes niñas queden huérfanas de madre por estos terribles episodios que la vida actual nos presenta. Cómo encontrar una solución real. El rol de las familias, el rol de las autoridades, el rol de cada uno de nosotros en esforzarnos por prevenir estos hechos dramáticos.
La marcha de hoy será para lanzar ese grito al aire, ese grito que nace del alma, ese grito que viene con una carga de miedo, pero que se refuerza con la unidad de quienes buscan que estos actos no se sigan repitiendo. Y tenemos que decir que ya existen normativas para la implementación de prevención y atención de casos de violencia, sea casos de mujeres, o sea casos de hombres, de niños, niñas, adolescentes o de adultos mayores.
Sin embargo, es poco lo que se implementa. En el presupuesto público esto no se prioriza debidamente. Y seguimos esperando que se tomen decisiones que nos lleven a una solución integral a los problemas de violencia. Está en todos los grupos sociales de nuestro país. No distingue credos, razas, lengua, color, nivel académico, económico, ni social; el asunto es que está enraizado desde muchos años atrás y que gran parte va tomando forma desde los hogares, desde la crianza machista que hombres y también mujeres, alientan.
Estamos con # Ni una menos, y la concentración es hoy a las 2 de la tarde en la plaza 28 de Julio, hasta donde familias enteras llegarán para participar, y lo que nosotros podemos pedir en el mes de Jesús sanador en la Familia, es una oración por las que se fueron, por las que sufren para que encuentren alivio y por todos nosotros para entender que la violencia, venga de donde venga, no es propio del cristiano, ni del humano que se precia ser.

Comments are closed.