Nauta sigue consumiendo agua contaminada

  • Pese a los informes de Contraloría, OCI, Diresa, Digesa, empresa sigue captando agua de cocha contaminada.

Años pasados los pocos pobladores de Nauta juntaban agua del río Marañón, o de las quebradas Saragoza y Gasparín, que dejaban asentar en bandejas para luego consumir el agua aparentemente limpia. Con los años en que aparecían los primeros gobernantes del gobierno regional, intentaron dar agua potable al pueblo, además de gastar sendos millones de soles. Nunca lo lograron. Así lo recuerda el ex regidor de la Municipalidad de Loreto Nauta, Nilton Silvano Tamani.
“Yo fui regidor en el periodo 2015-2018, ingresé por el movimiento del MIL al lado del ex alcalde Manuel Cárdenas Soria. Dejé mis actividades en la dirección de transportes donde estuve por 8 años en el proyecto de mantenimiento de la carretera Iquitos Nauta. Fui secretario general del sindicato de conservación vial de Loreto y miembro de la CGTP regional en el 2011-2014.
Nauta no cuenta con agua potable. Cuenta con un reservorio de agua para su tratamiento no idóneo, pero que recibimos por ser lo único. Se cobra 4 soles por el servicio de agua, es lo único que saca de apuros a los que vivimos en la parte céntrica de la ciudad. El agua potable es el “caballito de batalla” de todos los gobernantes, y nunca cumplen.
Hace muchos años el gobierno regional, no tengo fecha exacta, ejecutó el proyecto de agua, colocaron un tanque de concreto entre las calles Jr. Lima con 28 de Julio. Un tanque de concreto en un cerro donde ya se ha hecho un punto turístico. Un “búfalo blanco” del agua. Cuando lo probaron, el agua salía, captaban agua del río. Aún quedan ahí algunas tuberías de fierro”, expresó Silvano.
PASAN LOS AÑOS Y NO HAY AGUA SALUDABLE EN NAUTA.
En la época de un señor Oliva Valdez, se toma la decisión de construir una planta de agua en la parte alta de la ciudad, a espaldas del colegio Miguel Grau y el garaje de la maquinaria municipal. Captan agua de la cocha denominada “Belén Grande”.
Esa zona antes no era poblada, luego ha venido la expansión urbana. Belén Grande era una buena fuente de captación de agua para ser tratada, hoy todo se ha poblado con las invasiones. La gente bota los residuos sólidos alrededor de la cocha, han construido las letrinas y todos esos restos fecales van a la cocha de donde jalan agua para tratarla.
Existe un informe contundente de OCI de la municipalidad de Nauta, que fue respaldado por la Contraloría en noviembre 2018, donde se determina que hay malas condiciones demostradas por DIGESA y DIRESA, en cuanto a que la población de Nauta consume agua con residuos fecales. Ha sido demostrado por Digesa.
Se han dado recomendaciones para superar eso y hasta el momento no han podido implementar ninguna recomendación en la municipalidad. La salud del pueblo de Loreto Nauta sigue expuesta a un tremendo riesgo sanitario. Ahora incluso hay más contaminación porque han invadido otra zona conocida como “vivero municipal” el problema se ha agravado. Por ello algunos cuentan con pozos artesianos.
Luego hay que mencionar que vino el nuevo proyecto para la ejecución de obra del agua, estuvieron a la cabeza varios funcionarios cuestionados, ahora ex funcionarios. Como el gerente de servicios de saneamiento y ambiente, Nixon Mondragón Sinacay, a quien se le denunció públicamente porque facturaba por el plan de contingencia para la colocación de un tanque de agua. Se denunció que ese tanque era el viejo que estaba en la zona de Petrorápido, donde antes almacenaban combustible.
Y por eso se cobró algo de 15 mil soles. Aparte de ese tanque hubo denuncia porque también favorecía a personas que continuamente se les veía en la gestión (de Cárdenas Soria), quienes dotaron de “flocuradores”, que es un componente como unas rejillas, para el tratamiento de agua.
Ellos han puesto de madera y eso se pudre por el agua y sol, sale olor fétido, contaminan el agua. Eran maderas motoaserradas lo que contravenía las normas, e incluso fueron colocadas con personal de la institución y facturaron otros, una cantidad de 30 mil soles por todo. Se apropiaron del dinero municipal.
Tuvimos 4 años luchando contra la corrupción, un 10 de julio, logramos que se despida a varios funcionarios. Pero luego el alcalde en un acto de traición, colocó a Manuel Meoño Zavaleta, como una especie de asesor. Luego que se conocía que había rendidos cuentas con facturas compradas. Luego nuevamente lo pone como gerente de desarrollo y al final terminó siendo gerente municipal”, recordó el ex regidor.
SE VIENE PROYECTO MACRO DEL AGUA POTABLE PARA NAUTA.
“Este proyecto no avanzó porque tuvo visos de corrupción. La licitación pública era la 002-2018 para la ampliación y mejoramiento de la planta de agua y tratamiento de aguas servidas, a un monto de 120 millones de soles. Entiendo que ahora están actualizando datos. No avanzó porque empezaron con un proceso viciado.
Se hizo una denuncia que está en la carpeta fiscal 056-2018, ante la fiscal Marlen Huampa Durán, de la fiscalía anticorrupción. Lo que pasa es que se había presentado un expediente con terrenos no saneados. La empresa “Abengoa” hizo la consulta para ver la disponibilidad y saneamiento del terreno. Señalaron que el área para el trabajo era libre, y no era así. En esa zona que está en el puerto, existe un contenedor utilizado por la Capitanía.
Por esos hechos también se denunció a Loreto Orbe López, tenía el expediente a su responsabilidad por una deuda con el alcalde, se posesionó del documento para exigir su pago al alcalde. Se les denunció a ambos, así como a César de la Cruz Espino, gerente de infraestructura, presidente de la comisión de licitación, y a Aldo Loreto, por el delito contra la administración pública.
Contra viento y marea, el 31 de diciembre 2018 se dio como ganadora a una empresa que ha salido este año a decir que como producto de la corrupción han dado coimas para ganar esa obra. Incluso involucran al actual alcalde Jean Paolo Rojas Floríndez. Algunos funcionarios han salido a desmentir, pero la denuncia ya está en el ministerio público de Nauta. Se denunció igual que la empresa ganadora no cumplía con el monto necesario de su carta fianza”, declaró Silvano.
Muy lamentable conocer que en todo lugar de la Amazonía, los proyectos de agua, una necesidad vital, primordial, para los seres humanos, se termine convirtiendo en focos de gran corrupción que las autoridades competentes no sancionan a fin de sentar precedente, para los que luego asumen cargos importantes donde se decide el presupuesto millonario para la ejecución de estas obras. (L.M.H.L/Nauta).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.