-Policía y Fiscalía investigan el caso

Extraña muerte. Hace un par de días el hallazgo del cuerpo de un hombre sin vida en el puerto de Nauta, ha conmocionado a los pobladores de esta ciudad por la manera tan violenta como aparentemente habría sido asesinado.

 

El cuerpo presentaba signos de maltrato e incluso se le hallo un puñal clavado en el abdomen, con un profundo corte en el estomago, el cual le habría causado una muerte lenta.

 

Según las primeras investigaciones policiales a cargo de los efectivos de la Comisaría de Nauta así como de la Fiscalía, se trataría de un ajuste de cuentas, por parte de personas vinculadas a las drogas.

 

La víctima respondía al nombre de Julio Costa Pérez de 45 años, en Nauta era conocido con el apelativo de “espina”, y, según los pobladores de esa ciudad, era una persona indigente que se dedicaba al consumo de pasta básica de cocaína, además dijeron que “espina” era una persona muy violenta.

 

Julio Costa deja dos hijos, uno de 13 años que vive en Nauta con sus abuelos y otro de 24 años quien desde hace mucho tiempo vive con su esposa e hijos en Iquitos.

 

De acuerdo a las versiones de las personas que conocieron a “espina”, indicaron que hace algunos años el era una persona que se dedica a trabajar para mantener a su familia, pero que de un momento a otros su personalidad cambió, volviéndose una persona violenta a tal punto de maltratar físicamente a su esposa e hijos, por lo que fue echado de su hogar.

 

El caso viene siendo investigado para descubrir qué fue lo que ocurrió realmente y dar con los responsables, ya que existe la versión que se trataría de un ritual satánico. (G.Ross)