Incremento de informalidad pone en riesgo la vida y la salud de pasajeros


La Dirección General de Fiscalizaciones y Sanciones en Transportes del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) realizó acciones de control a empresas que prestan servicios de transporte de carga comercial, de pasajeros, turístico y apoyo logístico social en las regiones Ica, Loreto y Ucayali.
En el marco de salvaguardar la integridad de los pasajeros, a través de fiscalización buscan verificar si las empresas cuentan con permisos de operación vigente registradas en el sistema de la Dirección de Autorizaciones de Transporte Acuático (DTA). Las 132 acciones ejecutadas por el MTC están incluidas en el Programa Anual de Fiscalizaciones en Transportes y se dirigieron a empresas prestadoras de servicio de transporte marítimo o fluvial.
En las intervenciones se verificó que la empresa tenga licencia de funcionamiento y que las naves posean permisos de operaciones vigentes para poder navegar, certificados de matrícula de nave (registro de identificación-placa), certificado de seguridad de naves fluviales, que es un documento que certifica que la nave está en condiciones de navegabilidad y seguridad para los pasajeros y tripulantes. Es decir, que la embarcación tenga chalecos salvavidas, equipos de comunicación, luces de emergencia, iluminación nocturna, equipos contra incendios, etc.
Igualmente, los inspectores del MTC exigen que la nave tenga seguros contra accidentes personales y responsabilidad civil contra terceros y pagos de las primas de los seguros al día.
En Loreto se realizó la inspección técnica a seis embarcaciones fluviales que estaban acoderadas en el embarcadero de la empresa SANAM (Sociedad Anónima de Navegación Amazónica) con la finalidad de verificar el estado operativo de las mismas y que estén registradas en el sistema y reporte web de la DTA.
El trabajo de los fiscalizadores del MTC identificó que hay un incremento de la informalidad en el transporte fluvial (atracaderos y embarcaciones operando sin permisos de operación) que pone en alto riesgo la vida y la salud de las personas. Esto conlleva al aumento de robos, asaltos, piratería, contrabando, tráfico ilícito de drogas, accidentes de encallamiento, hundimiento y colisión de naves.
Igualmente, se comprobó que algunas empresas prestadoras del servicio que tienen sus naves en estado inoperativo no informan su estado situacional al DTA, impidiendo la trazabilidad y el control de estas.
Otra verificación de los fiscalizadores es la falta de concientización de los habitantes de las poblaciones y comunidades ribereñas de los ríos navegables de la cuenca amazónica con respecto a la formalización, seguridad y peligros que conllevan la utilización de infraestructura y embarcaciones informales.
El MTC informa que la tarea operativa y administrativa de fiscalización continuará con intervenciones inopinadas en las mencionadas regiones y en otras, previa coordinación con otras instancias sectoriales.

Artículo anteriorSiguen problemas con moradores del asentamiento “Blanca Piagio”
Artículo siguientePresentan área recreacional educativa en pediatría del Hospital III EsSalud Iquitos