Migraciones activa nuevo puesto de control en la frontera con Brasil

  • Ubicado en la localidad de Islandia, a orillas del río Yavarí

Un nuevo puesto de control fronterizo activó ayer viernes la Superintendencia Nacional de Migraciones (Migraciones) en la localidad de Islandia, una de las más alejadas de la geografía amazónica peruana y que se erige sobre las aguas del río Yavarí, en la frontera con Brasil.
Esta localidad, ubicada en la provincia de Ramón Castilla, es un punto de tránsito de embarcaciones procedentes de Perú, Brasil y Colombia y un destino turístico singular, debido a su particular configuración de ciudad flotante y por sus exuberantes paisajes; razón por la cual Migraciones decidió establecer un control migratorio.
El Puesto de Control Fronterizo (PCF) de Islandia fue inaugurado por el superintendente de Migraciones, Eduardo Sevilla Echevarría; en presencia del vicegobernador del Gobierno Regional de Loreto, Pedro Portocarrero Nogueira; del alcalde distrital de Yavarí, Juan Cayetano Salinas y el primer secretario Julio Prieto, jefe de la Oficina del Ministerio de Relaciones Exteriores en Iquitos.
El puesto de control funcionará en un local cedido mediante un convenio por la municipalidad distrital de Yavarí, donde personal de Migraciones realizará los trámites y controles establecidos para la salida e ingreso al territorio nacional de ciudadanos peruanos y extranjeros.
“Con este Puesto de Control Fronterizo son tres los implementados durante este año en la región Loreto para fortalecer el control migratorio en la frontera con Brasil y Colombia, y reducir el flujo irregular de personas, prevenir desde el Sector Interior las actividades ilícitas, y contribuir a la seguridad de las localidades fronterizas”, manifestó Sevilla Echevarría.
La localidad de Islandia tiene alrededor de 2,300 habitantes y es un punto de llegada y salida de las embarcaciones provenientes de Iquitos y Caballo Cocha, por el lado peruano; así como de Benjamin Constant y Atalaia do Norte, ubicadas en Brasil. Asimismo, está a solo media hora de la localidad colombiana de Leticia.
Para llegar a Islandia se debe viajar dos días en lancha desde Iquitos o 12 horas en deslizadores, en cuya ruta se tiene que cruzar las localidades brasileñas de Tabatinga y Benjamin Constant. Otra de las particularidades de esta localidad es que, al permanecer inundada la mayor parte del año, todas las casas están construidas encima de pilotes sobre más de dos metros de altura.
En el primer trimestre de este año, Migraciones activó en la región Loreto los puestos de control de San Antonio del Estrecho, en el río Putumayo; y de Caballo Cocha, próximo al río Amazonas. En el transcurso del presente año se proyecta activar los puestos de control de Soplín Vargas, en el río Putumayo; y de Chimbote, en el río Amazonas, también en la región Loreto. (Gonzalo López)

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email