• Su propia tía estaría aprovechándose de ella

Hasta el Departamento de Trata de Personas y Personas Desaparecidas de la Policía de Loreto, llegó el señor Hilter Domínguez Pinedo (44), para denunciar que su hija Araceli Domínguez Amasifuen, de 14 años de edad, se encuentra no habida y que estaría siendo víctima de explotación laboral.
El preocupado padre, llegó a Iquitos desde la comunidad San José de Samiria, río Marañón, y en denuncia refirió que fue él mismo que en julio del 2016 dio permiso para que su hija viaje hasta la ciudad de Sullana.
«El papá refiere que tanto él como su mamá autorizaron su viaje con carta notarial. Ella viajó sola, pero el pasaje lo pagó la señora Blanca Azucena Amasifuén Apagüeño, tía de la menor, con la promesa de hacerla estudiar a su hija en la ciudad de Sullana, y con la condición que le ayude en los quehaceres domésticos.
En el transcurrir de los meses, la menor llamó a su papá para decirle que quiere retornar a Iquitos porque su tía la trata mal, le mezquina la comida y le hace dormir en el suelo, y que incluso en una oportunidad la botó de la casa porque la celaba con su marido, pero después la volvió a recoger.
Al saber esto, la mamá le envió 300 soles a la denunciada para que le envíe de regreso a su hija, pero hasta la fecha no cumple. Es por ese motivo que han hecho la denuncia. Ahora nosotros estamos investigando y la señora Blanca Amasifuén Apagüeño podría ser denunciada por el presunto delito de Trata de Personas en la modalidad de Explotación Laboral.
Como el diario ‘La Región’ se lee a nivel nacional por la página web, es que damos una alerta ante cualquier situación que pudiera ocurrirle a Araceli Domínguez Amasifuén en Sullana o en otra ciudad donde se encuentre», indicaron los efectivos policiales del Departamento de Trata de Personas y Personas Desaparecidas de la Divincri, sito en calle Fitzcarrald 158. (Gonzalo López)