“Mandato judicial contra empresa Cacao Norte es una victoria simbólica”

  • Expresó Prof. Manuyama, vocero del comité del agua, respecto a medida que impide a empresa seguir deforestando terrenos en Tamshiyacu.

“El juez ha rechazado una apelación de la empresa Cacao Norte del Perú Sac, que pedía la anulación de una medida cautelar que había emitido el noveno juzgado que refrendaba la orden de paralización de actividades agrícolas en el área deforestada de Tamshiyacu. Fue emitida en el año 2014 y la resolución del juez salió en el 2016. Es un poco irónico que después de dos años, el mismo juzgado vuelva a refrendar incluso dándoles 2 días para que ejecuten la paralización con la amenaza de incrementar las sanciones administrativas a esa empresa.
Para los que hemos venido luchando en este tema, esto quizá sea una victoria simbólica y parcialmente también para el Estado. Porque el Estado a veces funciona y a veces no. En todo caso que el juez reitere y reafirme esa medida ha obligado a la empresa a detener esas acciones de deforestación. Para nosotros es una victoria parcial porque ya sabemos que desde el 2016 cuando se dio el primer mandato de paralización, ellos no acataron.
“Tengo entendido que se ha comunicado a todos los organismos del país para ver que se cumpla el mandato. Pero hay que decirlo, que acá tenemos a esa empresa que se ríe del juez, del Estado, del pueblo abusado, del Minagri. Ellos actúan con prepotencia y quizá a la fecha estén continuando con esas labores”, expresó de entrada el profesor José Manuyama.
¿El presidente de la Unión Europea estuvo acá, le expresaron ese malestar?
-Le dijimos a la UE qué hacen ellos para vigilar a los malos ciudadanos europeos y las empresas europeas, porque esa empresa de Cacao Norte está inscrita en Londres. Qué hacen ellos para evitar que lleguen a nuestro país a violar nuestros derechos, a faltarle a la gente, a los campesinos.
El embajador dijo que esas cosas no se resolverán a mediano plazo sino a largo plazo. Nosotros no queremos que estas cosas sucedan más, ahora nos toca presionar al fiscal de medio ambiente y al ministerio de agricultura y riego para que se cumpla con la norma refrendada por el noveno juzgado. Porque de ser lo contrario, entonces para qué sacar esa norma.

Comments are closed.