Hace dos semanas suspendieron clases por falta de sus remuneraciones

La noche de ayer, los maestros de la provincia del Putumayo realizaron una vigilia en la plaza de armas de la localidad de San Antonio del Estrecho, para exigir el pago de sus sueldos a la Unidad de Gestión Educativa Local de Putumayo (UGEL Putumayo), a la Gerencia Regional de Educación de Loreto (GREL) y al Gobierno Regional de Loreto (GOREL), por el incumplimiento de sus remuneraciones desde hace dos semanas.


Varias velas fueron colocadas en circulo, alrededor de un ataúd de color negro y una cruz de madera cubiertas con dinero falso, que simbolizaba a las autoridades regionales y a la falta de una adecuada atención al derecho del pago de sus sueldos a los más de 340 profesores que laboran en la provincia del Putumayo.
Según señaló el profesor Pablo Soria, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores en Educación del Putumayo (SUTE Putumayo), las actividades pedagógicas llevan dos semanas suspendidas en todas las instituciones educativas de la provincia, la mayoría ubicadas en la cuenca del río Putumayo.
El profesor Soria, señaló que la asignación de un presupuesto por parte de la GREL para al UGEL Putumayo, no se llegó a cumplir, situación que afecta a los maestros y escolares, quienes aun no pueden volver a sus aulas, por el incumplimiento del derecho de los profesores.
“Tuvimos una reunión con Linda Angulo, ella nos dijo para retornar y eso hicimos, no levantamos nuestra medida de lucha hasta que no cumplieran con nuestro pago de noviembre, ya estamos 2 de diciembre y aun no hay nada” refirió el profesor Soria.
También, el dirigente magisterial lamentó la necesidad que están atravesando los maestros, quienes tuvieron que vender sus cosas para poder llegar a Iquitos y participar del próximo examen de nombramiento. “Algunos vendieron sus televisores, otros empeñaron electrodomésticos, algunos prestaron dinero, para poder viajar” contó entre lágrimas.
La provincia del Putumayo tiene una población estudiantil de 3 mil 415 estudiantes de todos los niveles académicos, quienes resultan los más afectados debido a la suspensión de las actividades pedagógicas a pocas semanas de terminar el año escolar 2022.

Artículo anteriorAgentes de seguridad de Electro Oriente no cuentan con licencia para portar armas
Artículo siguienteAsaltan Inkafarma y se llevan 15 mil soles