• Graciela Vigay Panduro es usuaria del programa Juntos y siempre inculcó en sus hijos la importancia de los estudios

El sueño de toda madre es tener un hijo profesional, pero tener tres, es como para hinchar el pecho de orgullo de por vida. Es el caso de la señora Graciela Vigay Panduro (46), usuaria del programa Juntos que vive en el distrito de Napo, provincia de Maynas, en Loreto.
“Mis tres hijos terminaron la secundaria y ahora continúan sus estudios técnicos superiores como siempre les inculqué, porque el sueño de toda madre es que sus hijos sean mejores”, comentó doña Chela.
Sus hijos Josep Maicol Pastrana Vigay (18) y Mauro Pastrana Vigay (19) estudian la carrera de Producción Agropecuaria, mientras que José Luis Pastrana Vigay (22) está a punto de culminar la carrera de Mecánica de Producción. Los tres estudian en el Instituto Superior Tecnológico Público “Pedro A. Del Águila Hidalgo”.
Doña Chela, usuaria de Juntos desde el 2012, cuenta que utilizó los abonos que recibía del Programa para el estudio y alimentación de sus hijos. “Siempre destinaba ese dinerito para la matrícula, alimentos y los útiles que mis hijos puedan necesitar”, dijo.
Pero ellos no son los únicos hijos de doña Chela. Jackson Manuel Pastrana Vigay (13) y Nashka Katrina Pastrana Vigay (15), siguen sus estudios escolares con un buen desempeño y ya piensan en seguir los pasos de sus hermanos mayores para alegría de su madre.
“A las madres de Juntos les diría que sigan apoyando a sus hijos y que los incentiven a estudiar porque es la única manera de salir adelante”, comenta tras agregar que para lograr el éxito de su familia trabaja arduamente lavando ropa y cuidando bebés.
Cabe destacar que el programa Juntos entrega 200 soles, cada dos meses, a sus familias usuarias, siempre y cuando cumplan con el compromiso de llevar a sus hijos e hijas a los centros de salud y enviarlos al colegio. (DL)

Artículo anteriorMuebles son elaborados con madera donada por el Gobierno Regional de Loreto
Artículo siguientePortada