Luego de creciente, inmundicia rodea Centro de Salud “Seis de Octubre-Belén”

  • Así se pudo comprobar el último fin de semana, este sábado 13 de julio habrá minga para limpiar zona que alberga a 1,800 habitantes.

Manuel Canayo Pacaya, secretario de prensa y propaganda del asentamiento humano mencionado, está sentado leyendo un diario mientras espera que aparezcan clientes ocasionales a comprarle “curichis”. Su venta está cerca al centro de salud del asentamiento.
Observamos el lugar sumamente antihigiénico y le preguntamos qué harán para que no continúe esa situación. Él responde.
“Estamos articulando esfuerzos para el 13 de julio hacer una minga gigante con la participación de toda la población, como se estila cada año luego que se va la creciente y llega la vaciante, porque esta zona queda llena de inmundicia, lodo, humedad.
Después de la minga pediremos al sector salud para una fumigación y así no haya epidemias, leptospira. Hay muchos roedores, todo esto es un foco de infección para los niños. Y ahora la situación es peor, antes teníamos 6 horas de agua al día, ahora solo tres. Una hora en la mañana, otra en la tarde y una en la noche. Eso indigna a todos los vecinos, quieren hartarnos para enviarnos a Varillalito, cuando no queremos ello”, dijo Canayo.
Agregó que existen malos vecinos que ante la falta de agua cortan los tubos para sacar líquido y eso conlleva a que por los tubos entre tierra y desperdicios que contaminan el servicio e incluso el líquido sale con olores fétidos, lo que perjudica la salud de los pobladores, en especial a los niños.
Por ahora nadie puede hacer obras en ese asentamiento humano-belén.
Así lo da a conocer el conocido dirigente: “Todos los proyectos de obras por ahora están suspendidos; es decir, ningún gobierno local, nacional o regional, puede hacer nada por culpa de la Ley 30291 que lo impide. Esa ley salió en el gobierno de Ollanta Humala, que sacó el Decreto sin ninguna consulta a la población para llevarnos a la zona del “Varillalito”. La Constitución Política dice que a nadie se le puede llevar a un lugar donde no quiere vivir. Acá tenemos más de 40 a 50 años, estamos totalmente acostumbrados.
Estamos gestionando, justamente hay una comisión que viaja a Lima, tenemos una cita en el ministerio de vivienda para debatir el proyecto y que se modifique esa ley a fin que se impulsen proyectos. En la época del alcalde Hermógenes Flores, se dijo que ese proyecto era inviable, no sostenible, y que era mejora hacer veredas, sistema de agua y desagüe aéreos como en Islandia. Eso conoce vivienda en Lima y se sustentará todo para que se haga así en la zona baja de Belén.

Comments are closed.