• Señaló el médico cardiólogo Carlos Vidal Oré.

 

Al médico cardiólogo del hospital Iquitos, se le consultó respecto a que en estos últimos tiempos se viene conociendo de noticias en las que se señala casos respecto a infartos en personas jóvenes o no muy adultas. También sobre la falta de otro cardiólogo en el mencionado nosocomio por la gran demanda que tiene ese servicio.
“Sin duda en este nosocomio falta otro cardiólogo porque la población hace rato que ha superado la demanda. Tengo que ver a 30 pacientes en la mañana y aparte los retenes, venir en las noches o cualquier hora para hacer interconsultas, riesgos quirúrgicos que requieren del manejo de un protocolo.
El hospital tiene mucha demanda de pacientes con hipertensión, insuficiencia cardiaca, con arritmia, muchos diabéticos, etc. Los infartos vienen uno por la parte genética y dos la parte ambiental. Antes jugábamos al trompo, a las cometas, corríamos, nuestra vida era activa. En cambio, actualmente los niños están en casa, en el play etation, viendo televisión, son juegos sedentarios y la mamá que no quiere que salga a la calle por los peligros que hay; entonces les prepara papas o popcorn, les dan de comer eso para que no salgan. Entonces los sobreprotegemos y los niños engordan.
Iquitos está engordando desde la niñez están con obesidad, los juveniles y adultos también obesos. Esto hace que los niños vayan a tener una vida corta y los adultos igual. Viene la diabetes, el colesterol, triglicéridos, hipertensión precoz por la gordura de los pacientes. Así como engordan las arterias también engordan con el colesterol, se junta un trombo y eso tapa las arterias.
Si tapa la arteria coronaria viene el infarto, si es la carótida viene el infarto cerebral, insuficiencia renal en el riñón. Muertes por infartos prematuros. Para el 2015 la hipertensión será mucho mayor de lo que tenemos hasta ahora. En américa latina hay un gran porcentaje de obesos. En Iquitos nos acostumbran a comer en las noches, la ciudad está llena de pollerías y chifas. Comen el pollo con pellejo y un cerro de arroz chaufa, patacones y un litro y medio de gaseosa.
El que come en las noches, engorda pues y es peligroso. Uno debe desayunar como rey, almorzar como príncipe y comer como mendigo. Todos comen comidas altas en calorías, etc. Si se engorda aumenta la incidencia y prevalencia de diabetes, de hipertensión arterial”, explicó el médico cardiólogo Carlos Vidal Oré, mientras pasaba por el lugar en silla de ruedas, el señor Pedro Rojas, famoso profesor que se había descompensado por una insuficiencia cardiaca que al final fue controlada.