“Los loretanos nos preguntamos si después de dos siglos de vida independiente ¿nos ha servido ser peruanos?”

  • Expresó el gobernador Ochoa Sosa, frente al ministro de Relaciones Exteriores, Mario López Chávarri.


Y él mismo se contestó diciendo que era una interrogante dura, una frase dura, como la realidad de esta región olvidada, abandonada por años por los diversos gobiernos centrales.
El canciller Mario López, llegó un poco pasada las 11 de la mañana hasta el gobierno regional. Fue recogido en el aeropuerto por el vicepresidente Andrés Ferreyra y en las instalaciones del gobierno regional por el gobernador Elisbán Ochoa. Antes de subir al auditorio se sometió al protocolo de bioseguridad.
La ceremonia se inició con la entonación de las sagradas notas del himno nacional, luego Daniel Arriola, de protocolo del Gorel, hizo un llamado a todos para guardar un minuto de silencio por los miles de loretanos caídos en pandemia. El Canciller llegó en una nave de las fuerzas armadas, trayendo con él varios equipos médicos e insumos que luego serán llevados a la zona de frontera y otras en el marco de la lucha frontal contra la pandemia.
El gobernador procedió a darle la bienvenida.
“Damos la bienvenida a toda la delegación, esperando que su estancia en esta “calurienta” tierra loretana sea provechosa para la región. Gracias por ayudarnos a visibilizar ante el país y el ejecutivo los grandes, álgidos e históricos problemas que tiene Loreto.
Nos sentimos una de las regiones más olvidadas, postergadas, atrasadas de nuestra patria. A veces los loretanos nos preguntamos ¿si después de dos siglos de vida independiente, nos ha servido ser peruanos? La frase es dura, el pensamiento igual, pero dura también es la realidad.
Quisiéramos haber tenido una verdadera política de desarrollo para los loretanos, pero lamentablemente eso no ha pasado en el país. En estos dos siglos de repente por la distancia y enormidad de nuestro territorio o por la composición social es que no hemos logrado llamar la atención del Perú y eso nos ha traído problemas de pobreza, atraso y falta de oportunidades, de servicios básicos eficientes, de calidad para mejorar la calidad de vida.
En el Perú somos una de las regiones con más alto índice de desnutrición, anemia y pobreza, es tarea de todos levantarnos y salir de esa difícil situación para lo que se requiere tener políticas claras para el desarrollo fronterizo, que es lo más difícil. No hemos perdido la fe y la esperanza qué con el conjunto de esfuerzos, voluntades e inversión, estos problemas puedan ir quedando atrás. Y que hoy nuestras debilidades se conviertan en grandes posibilidades de desarrollo” habló el gobernador entre otras frases.
Finalizando con un mensaje directo al canciller que ha sido designado por el gobierno central como una suerte de enlace con la región Loreto para ir conociendo a fondo sus problemas y tratar de darles solución. “Esperamos que su presencia signifique un antes y un después para esta región” concluyó.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email