“Los Congresos a nivel internacional no son la “perita dulce”

  • Declaró el periodista Álvaro Maguiña, actual periodista del Canal del Congreso.

 

El comunicador social hizo un resumen de su trayectoria profesional. Dijo haber empezado hace años en Canal 9, lo que ahora es ATV. Luego haber estado 12 años en América Televisión, pasando después por Red Global, Panamericana, nuevamente ATV. También laboró por 5 años en Trujillo. Actualmente labora en el Canal del Congreso.
¿Debe sentirse la diferencia entre medios privados y luego a estatal o público?
-Así es. La temática es distinta. La misma labor de titular o de redactar el mensaje es distinto. No es el proceso de levantar la noticia por la famosa “pepa” que puede ser de interés de algún grupo editorial, al ser un mensaje institucional. Somos un canal que tiene por misión el registro de las actividades de todos los congresistas, comisiones y obviamente el pleno. Así como la difusión de las mismas a nivel nacional.
¿Cómo enfocar los hechos lamentables que a veces protagonizan los congresistas?
-Creo que los congresos no son precisamente la “perita dulce” a nivel internacional. Existen casos extremos como Taiwan, Ucrania, donde de las agresiones verbales se pasan rápido a las físicas. El congreso como institución global a nivel mundial, goza del triste papel de ser la institución que más rápido se degrada, se desprestigia al ser el reflejo de la misma sociedad.
Creo que acá cada 5 años volvemos a cometer el mismo error de decir y decidir nuestro voto en la cola de la mesa de votación. El voto informado es el que menos caracteriza al elector peruano. Se vota por simpatía, por slogan, pero nunca por trayectoria.
Tenemos a eternos desconocidos que, en el mejor de los casos, regresan del anonimato del que salieron al anonimato en que se van a diluir en la historia. Y en el más común de los casos, dejan ese anonimato para pasar a un tristemente célebre historial que en algunos casos, tienen ya riesgos penitenciarios.
¿Cómo ve en estos instantes a la prensa?
-Es el reflejo de la degradación de la sociedad que en muchos casos hace contratar algunos dueños de los medios, a personal por un presupuesto y no por su capacidad. Hacen que se contrate al inexperto barato que en el mejor de los casos comete faltas de ortografía, pero creo que no vienen preparados en lo que es manejo de contenidos que es algo muy importante y se da preferencia a lo coyuntural antes que a lo estructural.
Por eso siempre tendrán en la prensa hoy más peso un hecho anecdótico o palabra subida de tono, en vez que una propuesta económica, un análisis político, un análisis concienzudo.

Comments are closed.